kamala harris

Después de saludar a Moon Jae-in, la vicepresidenta de los Estados Unidos fue captada limpiándose la mano.

El gesto ha sido interpretado como una grave descortesía y hasta como un acto racista por algunos.

Ambos líderes se reunieron en suelo estadounidense y luego de concluir una conferencia de prensa conjunta se acercaron para estrechar las manos.

Luego de despedirse, se puede ver a Harris acercar su mano al pantalón y frotarla, para luego abandonar la sala.

En las redes sociales se ha calificado su actitud como irrespetuosa e incluso racista, aunque algunos justifican la acción diciendo que este es uno de los primeros eventos en la Casa Blanca sin cubrebocas.

No se hicieron declaraciones oficiales al respecto.

efd

Compártenos en

Deja un comentario