Vientos del Sur - FARO INFORMA
logo-faro

Por Guillermo Gutiérrez González

La democracia está en juego

Cuando escuchamos cifras de millones ya no se miden las cantidades, solo pasan por nuestra mente de manera volátil y no se quedan y mucho menos se meditan; leer que en menos de dos meses las campañas en México costaron 2 mil 973 millones y medio de pesos no impacta, al contrario, crea una especie de armadura de guerrero en cuerpo, mente y corazón que lo único que nos provoca es más animadversión a eso llamado política. 

Que difícil ha de ser para las nuevas generaciones participar en lo que se avecina el próximo domingo ya que las campañas son caras y llenas de odio, de atentados y homicidios, de intromisiones, de violaciones a las leyes, de rencores, de separaciones clasistas, de retrocesos económicos y sociales y sin duda les forman un trauma de que la culpa no es de ellos, sino de quienes les anteceden y claro, tienen razón. 

En casa, en nuestras comunidades, familias y grupos de amistades, es el momento de hablar de lo que significa el día de la elección y no dejarle a una pequeña parte de la sociedad participativa el futuro de una nación.  

Sin duda el que ya está convencido no cambia ni con cincel, pero los indecisos y escépticos, repito, principalmente los jóvenes, tienen hoy la oportunidad de alzar su voz y decidir con su voto si quieren seguir como hasta hoy o cambiar de una vez por todas para impedir que las cosas sigan empeorando y de no hacerlo México entero tendrá el gobierno que todos, ya sea por elección u omisión merece. 

El domingo seis no se elegirá a un hombre, ese ya es presidente; se escogerá a 15 gobernadores, a congresos locales, a un congreso federal, a presidentes municipales y sus cabildos y cuando se medite el voto no deberá hacerse por una marca, sino por personas, esas que nuestra conciencia nos dicte son las mejores para representarnos en un futuro con menos nubarrones. 

Un vale de dinero no garantiza el bienestar, si te lo regalan tómalo, pero mejor escojamos el bienestar que el gobierno tiene la obligación de brindarnos como empleos bien remunerados, educación, vivienda, salud y medicina. 

La democracia de un pueblo está en juego y hablando por Tamaulipas tenemos la gran oportunidad de demostrar dignidad. 

Nos vemos el 6 de junio. 

vientosdelsur@yahoo.com 

Compártenos en

Deja un comentario