Mujer pide pollo y le envían una toalla frita - FARO INFORMA
Toalla frita

Una madre de Filipinas se llevó una desagradable sorpresa cuando descubrió que el pedido a domicilio que hizo a un restaurante de comida rápida no era lo que había comprado. Pero no porque se confundieran de plato, sino porque directamente le sirvieron un objeto frito  que no era comestible.

Así lo mostró Alique Perez, una mujer que hizo un pedido a la cadena de pollo frito Jollibee. Cuando llegó, intentó cortar un trozo de pollo para su hijo, pero se encontró con algo «realmente inquietante», tal y como informaron los medios locales.

«Mientras intentaba darle un bocado, me resultó muy difícil incluso morderlo. Intenté abrirlo con las manos y, para mi sorpresa, era una toalla frita», aseguró en su post de Facebook.

«¿¡Cómo demonios se mete una toalla en el empanizado y hasta se fríe!?», se preguntó. «Es tan asqueroso y vergonzoso… Pensar que se acababa de abrir en Bonifacio Global City [barrio en el que vive]. Hay una primera vez para todo. ¡Y esta ha sido la peor primera vez!».

La mujer, que aseguró que antes no se creía las noticias de la gente que encontraba cosas extrañas en su comida, comentó que ahora se da cuenta de lo peligroso que puede ser esto: «La esencia de la toalla contaminó el aceite y el empanizado del vendedor, así que, ¿cuántos platos están afectados? No lo sabremos».

Por su parte, Jollibee envió un comunicado este miércoles explicando que iban a cerrar el local de Bonifacio Global City durante tres días desde el jueves para «revisar el cumplimiento de los procedimientos» y «volver a formar a su equipo en tienda».

Compártenos en

Deja un comentario