Vientos del Sur - FARO INFORMA
logo-faro

Por Guillermo Gutiérrez González

¿Qué sucedió en el sur?

En el sur de Tamaulipas pasó lo que tenía que pasar: el trabajo efectivo de Chucho Nader en Tampico, el liderazgo de Adrián Oseguera en Madero y la marca de Morena y los pleitos y hartazgos de las tribus de Altamira favorecieron a Armando Martínez. 

Y sí hubo sorpresas: Ciro pintaba para obtener el triunfo, sus propuestas fueron excelentes, quería poner orden, pero le falló su reciente pasado, donde el pedir perdón no bastó, ya había ofendido y no fue redimido y de ahí hubo cruce de votos y hartazgo hacia los viejos caciques que siempre se habían repartido a Altamira, esa ciudad industrial con nuevos habitantes que poco quieren saber de los fundadores. 

El mérito de Armando Martínez no es descartado, él junto con un reducido grupo de políticos supieron aprovechar la marca Morena e hicieron campaña hormiga que les dio el virtual triunfo, aun cuando habrá impugnaciones. La ayuda del PT fue fundamental para el gane de su alianza con Morena, sus 2 mil votos suman y cuentan para la diferencia de casi 3 mil sufragios. 

En Madero la ventaja es clara con más de 8 mil votos de diferencia. Adrián supo ejercer su liderazgo de alcalde con licencia, repartió donde tenía que hacerlo, en las colonias populares donde está el voto mayoritario, pero también donde hay más necesidades y carencias. 

Jaime descuidó a los líderes de opinión y no les dio importancia a los medios de comunicación y, para colmo, su planilla era escasamente representativa; salvo pocos personajes de buen pasado y presente, los demás era el pago de cuotas familiares y para amigos personales. 

En donde no hubo sorpresas fue en Tampico, la indiscutible transformación de la ciudad y puerto catalogada como el segundo lugar más seguro del país y con un candidato alcalde con licencia con calificaciones de aprobación extraordinarias a nivel nacional le dieron un triunfo sin cuestionamientos; es más, la candidata de Morena mostró dignidad al reconocer que la votación del domingo no le había favorecido. 

La región donde soplan los vientos del sur será gobernada por dos morenistas y un panista y, tomando en cuenta su madurez, todos esperan que prevalezca la armonía en beneficio y crecimiento de esta… ¡Ya le toca! 

Compártenos en

Deja un comentario