joven sacerdote de Altamira

Un joven sacerdote de Altamira murió  el sábado, tras haber contraído Covid -19. La Diócesis de Tampico a través de su vocería confirmó la muerte del padre César Germán Gómez Padrón; quien tenía 38 años de edad y murió en la ciudad de Puebla.

A través de un comunicado emitido por la  Cancillería de la Diócesis, firmado por el padre  Guadalupe Enrique Fernández Corona, se confirmó la muerte del sacerdote César Gómez, quien se desempeñaba como vicario en la parroquia de Santa Teresa de Calcuta, ubicada en la colonia satélite del sector Laguna de la Puerta.

El sacerdote pertenecía a la orden de Misioneros de Cristo Mediador; desempeñaba este cargo desde el mes de junio, cuando la diócesis ordenó la erección de la parroquia de Santa Teresa de Calcuta, que atiende a más de 60 mil fieles.

El deceso ocurrió el pasado sábado en la ciudad de Puebla; se informó que sus restos serán cremados y sus cenizas traídas a Tampico, ya que este lunes habrá una misa a las siete de la noche en la casa central de los Misioneros de Cristo Mediador ubicada en Tampico.

Se realizarán misas en memoria del sacerdote

De igual manera se informó que habrá otra misa, el martes 24 de agosto a las siete de la noche en la que fuera su parroquia, ubicada en la colonia Satélite de Altamira.

 El miércoles a la misma hora se realizará otra misa en el templo de San José Obrero del sector Miramar, también en Altamira.

Gran consternación causó entre los fieles católicos de esa parroquia la repentina muerte del sacerdote Gómez Carreón, quien tenía poco de haber asumido el cargo de vicario.

En lo que va de la pandemia varios sacerdotes de la Diócesis de Tampico han fallecido a causa de este virus; pero la gran mayoría eran personas mayores de 50 años de edad.

Compártenos en

Deja un comentario