Muertes de migrantes en Tamaulipas quedan impunes

Ya van 11 años de que las muertes de 72 migrantes en Tamaulipas quedan impunes denuncian organizaciones civiles.

“En poco más de una década, los avances son mínimos”. Se afirmó en un comunicado firmado por decenas de organizaciones, como Fundación para la Justicia, Artículo 19, Asylum Access México y Bloque Latinoamérica sobre Migración, además de albergues para migrantes y asociaciones de Centroamérica.

México vivió uno de los episodios más violentos de su historia reciente el 24 de agosto de 2010, cuando asesinaron en el municipio de San Fernando a 58 hombres y 14 mujeres, en su mayoría migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala, pero también de Ecuador y Brasil, que iban a Estados Unidos.

Aunque la matanza se atribuye al Cártel de los Zetas. Uno de los grupos del narcotráfico más violentos que operaban en el noreste de México, el episodio no ha sido resuelto con claridad.

De hecho, las asociaciones agrupadas en el movimiento #72NadaNuevo denunciaron que aún hay 9 restos sin identificar. 7 cuerpos pendientes de exhumación y solo 15 personas consignadas por los hechos delictivos.

Además, lamentaron que no hay ninguna sentencia, reparación del daño, garantía de no repetición ni respuestas del Gobierno para “la justicia y la verdad”.

“La falta de justicia es una herida que ha desgastado física y emocionalmente a las familias. Sin embargo, este desgaste no significa renuncia. Ninguna de ellas está dispuesta a bajar la guardia, a dejar de buscar justicia”, manifestó el comunicado.

Este gobierno ha prometido proteger a los migrantes

El actual Gobierno de México, del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha prometido proteger a los migrantes.

Pero apenas el 22 de enero pasado aparecieron 19 cuerpos calcinados, en su mayoría migrantes de Guatemala, en Camargo, también en Tamaulipas, en un crimen que también se le atribuye al crimen organizado.

Incluso, la ONU comparó ese hecho con la masacre de San Fernando aunque el Gobierno rechazó los señalamientos.

“Falta la reparación del daño y las garantías de no repetición, mientras tanto, las masacres contra personas migrantes continuaron”, sostuvo el movimiento #72NadaNuevo.

Las organizaciones civiles reiteraron su reclamo de voluntad política para que una comisión especial con el apoyo de organismos internacionales investigue la masacre de San Fernando y el resto.

También pidieron una comisión independiente que “pueda atender todas las deudas con estas familias en materia de verdad, justicia y reparación”.

“Exigir justicia desde otro país realmente ha colocado a las familias de las víctimas en un desgaste absoluto y en una situación de frustración que merece ser atendida por México y los países de la región”, concluyeron.

Compártenos en

Deja un comentario