Los cambios y los Fake
Por Autor Conocido

Los cambios y los Fake 

Al gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca le fue suficiente unas palabras para darle una fuerte sacudida a la estructura administrativa de varias dependencias estatales. Mencionar que «vendrán cambios en las secretarías» encendió la mecha, los supuestos y los probables nombres a llegar como a dejar su puesto. 

El primero y con la coyuntura de la sucesión del 2022, fue César Verástegui Ostos. Señalado solo por la simple razón de haber sido destapado para la candidatura, posts en Facebook como en mensajes de Whatsapp provenientes de números desconocidos, advertían la salida del secretario General de Gobierno para abrirse camino rumbo a la postulación. 

Así como llegó la noticia, cayó de inmediato la aclaración. «El Truco», uno de los aspirantes fuertes para la próxima contienda electoral, sigue firme en su cargo. Vendrán los tiempos adecuados, como el lanzamiento de la convocatoria, para entonces sí tomar la decisión que todos esperan: presentar su renuncia y entrarle. 

El originario de Tula no fue el único dentro de los personajes comentados en Ciudad Victoria. La tónica de «premiar a los perdedores» persiste. Dos de ellos, Arturo Soto Alemán y Ciro Hernández Arteaga, ya tienen cargo seguro en las subsecretarías de Bienestar Social. 

En dicha dependencia, todo apunta al arribo de Pilar Gómez, prima del gobernador, impuesta como alcaldesa en la capital y también derrotada en las urnas. Para ella, Sebien es su encomienda, haciéndose a un lado a Rómulo Garza. 

Uno más es el diputado local Juan Liceaga, perfilado en el área de Prevención de la Salud, junto a Gloria Molina. A falta de la persona, Educación es otra de las oficinas con movimiento. 

El primero de esos cambios fue la llegada de Guadalupe Acosta Naranjo, rescatado del finiquitado PRD y casi finado del panorama político nacional y estatal. Será la representación del estado en la Ciudad de México, un puesto que históricamente ha servido de nada. 

Así, entre ajustes y fake news, para los panistas que aún soñaban con un cargo de primer nivel, la realidad les llegó de golpe.  

Esta administración estatal nos deja una lección: podrás ser mal funcionario, perder votaciones, causar más problemas que soluciones y al final, tu lealtad o amistad con el «Uno» te dará para seguir cobrando del erario. 

Lo bueno, es que ya solo les resta un año y después, «de que se van, se van». 

Te recomendamos:

El nuevo pleito interno del PAN 
El COVID entre seminaristas y sacerdotes de Tampico 
Compártenos en

Deja un comentario