Estados Unidos pone en la mira a política energética de la 4T. Podría entrar en conflicto con varios acuerdos comerciales, incluido el T-MEC.

Estados Unidos pone en la mira a política energética de la 4T. Podría entrar en conflicto con varios acuerdos comerciales, incluido el T-MEC.

El gobierno de Estados Unidos se pronunció por primera vez desde la presentación de la nueva Reforma Eléctrica por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora, sostuvo una llamada introductoria con el recién nombrado representante comercial adjunto de Estados Unidos, Jayme White. Entre los temas de la llamada, destacaron los puntos de la política energética mexicana y los biotecnológicos agrícolas.

“El embajador White enfatizó varios asuntos bilaterales vigentes, incluyendo la política energética de México y la importancia de que las autoridades mexicanas reestablezcan la autorización para productos agrícolas biotecnológicos”. Esto informó la Oficina del Representante Comercial de EU en un comunicado.

La política energética del presidente López Obrador se ha vuelto un punto de contención tanto al interior como al exterior de México. Jayme White, empresario y funcionario estadounidense se suma a las voces que expresan su desacuerdo con la reforma.

Expertos han advertido incluso que existe el riesgo de entrar en conflicto con la letra de varios acuerdos comerciales, entre ellos el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Otro posible bache

El panorama es similar para el tema de los biotecnológicos. Desde la administración de Donald Trump, Washington presiona para que México apruebe el uso de productos agrícolas biotecnológicos. Según las autoridades comerciales de EU, es un compromiso pendiente del gobierno mexicano. Asimismo, insisten en que la Comisión  Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) es el principal obstáculo para su cumplimiento; esto, ya que no ha tomado una decisión sobre este tipo de productos desde mayo 2018.

Ambos temas ya se encontraban en la mira de la Casa Blanca. En su Reporte Sobre Barreras al Comercio, el Departamento del Comercio de Estados Unidos señaló ambos temas como baches en la relación de ambos países.

En específico, el giro de la política energética de la 4T se encuentra bajo una clasificación de «Riesgos a la inversión» de dicho reporte.

Te puede interesar: VOX busca que se rinda homenaje a Hernán Cortés

Compártenos en

Deja un comentario