Luz María una abuelita

Luz María, una abuelita de 56 años pide ayuda debido a que como secuela de 20 años padeciendo diabetes ha perdido la vista, además de otros padecimientos detonados por la misma enfermedad.

Estos tiempos en los que la pandemia ha sido la causante de infinidad de crisis familiares y económicas, hay casos como el de la familia de Don Noé y Luz María que llevan más tiempo en problemas.

Esta señora ahora mismo vive postrada en su cama desde hace dos años, sufre de ceguera por lo que no puede llevar una vida normal.

Asimismo enfrenta insuficiencia renal, por lo que los cuidados y su alimentación deben ser estrictamente vigilada por el médico; no obstante, la falta de trabajo y dinero para alimentarla tiene a su esposo en la incertidumbre todos los días, pues teme que ello le haga más daño y empeore su salud.

Y es que, por cuidarla, su esposo no puede trabajar por lo que el futuro es incierto para ambos.

«Pediría que nos ayuden con su comida, yo puedo comer lo que sea, ella no, ocupa sus verduritas», dijo su esposo

«Yo la tengo que cuidar y no puedo trabajar, pediría que nos ayuden con su comida, yo puedo comer lo que sea, pero ella no, ocupa sus verduritas, su pollo, su pescado todo de a poquito”, señaló don Noé García.

Don Noé, esposo de Luz María.

Esta familia vive en Ciudad Madero, en el sur de Tamaulipas donde no ha habido respuesta por parte de la autoridad, ni para pavimentar o incluso rellenar la calle en la que viven para que pueda entrar la ambulancia o los vehículos para llevarla a las hemodiálisis.

La señora y el señor han encontrado en sus vecinos de la calle Nueve en la colonia Heriberto Kehoe, el soporte para seguir adelante pues son ellos los que les ayudan.

Incluso, Don Noé relata que la ayuda es a veces para cuidarla o para que le lleven de comer, mientras él se ha mantenido firme a un lado de la cama de su esposa, desde que su estado agravó por un tumor en la cabeza.

Doña Luz María Rivera, mantiene buen ánimo pese a las adversidades de la vida, y acude puntual a su citas médicas. Siempre con la esperanza de que la situación va a estar mejor y su salud se va a mantener estable.

“Tengo diabetes hace más de veinte años y así me tiene ya, me dice el doctor que tengo desnutrición”

Además de apoyo alimentario, esta pareja pide ayuda para la transportación de la mujer, pues por el estado de la calle en donde viven los taxis no quieren entrar.

Te recomendamos: Hay más mexicanos con trastornos mentales por pandemia

El teléfono al que pueden comunicarse con ellos es el 8333536686; también tienen la cuenta número 4213166132232467 en el banco HSBC a nombre de María de los Ángeles Hernández Rodríguez.

Por. Chantal Martínez Díaz
Compártenos en

Deja un comentario