Madre e hija a punto de ahogarse

Una madre y su hija, estuvieron a punto de ahogarse este domingo en Playa Miramar, pero lograron ser rescatadas por guardavidas y otros visitantes.

La Dirección de Protección Civil de Madero, informó que los hechos ocurrieron a las 9:30 de la mañana a la altura del mirador uno. Cabe señalar que a esa hora todavía no hay vigilancia por parte de los salvavidas. 

Las rescatadas fueron identificadas como Heidi de 9 años de edad y Angélica García de 28 años de edad, residentes del municipio de Altamira. 

Ambas entraron al mar sin saber nadar, en la torre había bandera negra que significa ausencia de guardavidas y oleaje fuerte. Al estar adentro, una ola las arrastró, por lo que acompañantes pidieron ayuda. 

En ese momento, llegaba el guardavidas asignado a la torre y vía radio pidió refuerzos, tras varios minutos pudieron ser llevadas a la orilla. 

Paramédicos de la Cruz Roja les brindaron atención médica y no fue necesario trasladarlas a un hospital, solo sufrieron crisis nerviosa. 

Los visitantes no respetan el horario

El titular de Protección Civil, Romel Martínez Flores detalló que hay personas que logran evadir la seguridad y permanecen en Miramar hasta en la madrugada. 

«Nuestros guardavidas tienen un horario de 10 de la mañana a 6 de la tarde. Se mantiene una bandera negra hasta que ellos llegan, se valora el mar y oleaje, va cambiando de color en el día». 

En las últimas semanas se han hecho más de 7 rescates de bañistas, en los que han colaborado comerciantes ambulantes. Mientras que el saldo es de un joven de 25 años que falleció. 

Aseguró que la mayoría de la gente siempre llega después de las 5 de la tarde, entonces algunos guardavidas entran a las 11 de la mañana para que se vayan más tarde; aún así hay gente que se queda hasta la una de la mañana y es imposible que se vigile a cada uno de los 20 mil visitantes que entran. 

Te recomendamos: Comapa se queda en Altamira

«Después de las 10 de la mañana es el ingreso al mar, empieza un poco más de vigilancia, gracias al apoyo de palaperos y ambulantes que muchos de ellos pasaron por guardavidas, sí nos ayudan porque llegan temprano a instalarse, eso permite que nos ayuden».

Compártenos en

Deja un comentario