30 mil niños trabajan

Hay 30 mil niños que trabajan para el narco en México. La asociación civil ‘Reinserta’ alertó que grupos del crimen organizado han reclutado a más de 30 mil menores de edad. Mismos que reciben un pago de hasta 35 mil pesos mensuales.

Se tiene registrado más de 20 mil casos de homicidio doloso y siete mil desapariciones de menores de edad en los últimos 20 años, según una estimación hecha por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

La cofundadora de ‘Reinserta’, Saskia Niño de Rivera dijo que no hay registros oficiales debido a que no existen registros en cárceles de menores de edad detenidos por delincuencia organizada.

Los jóvenes están presos de forma oficial por otros crímenes, como delitos contra la salud. El estudio realizado que lleva el nombre de “Niñas, niños y adolescentes reclutados por la delincuencia organizada”, muestra dichos datos.

Como parte de su investigación, se han recabado datos en diferentes estados de menores encarcelados por crímenes del narco. Sin embargo, en ninguno hay registro.

‘Reinserta’, que trabaja por la reinserción social de reclusos, entrevistó a 89 jóvenes presos; de los que 67 se asumían como miembros del crimen organizado, de siete estados: Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Quintana Roo.

Al norte del país los cárteles pagan más

Los sueldos mejor pagados por el narcotráfico son al norte del país, mismos que van de los 25 mil a los 35 mil pesos mensuales. El sur y el centro tienen mayor precariedad.

Lamenta Mercedes Castañeda, también cofundadora de ‘Reinserta’, que las verdaderas cifras se oculten. «(El país) está atascado de niños y niñas que están entrenándose en la sierra con armas, que están siendo la presa perfecta para la delincuencia organizada, nada más que no los hemos logrado ver todavía”, alertó.

El estudio también expone cómo es que se llegan a reclutar a los menores. Y las formas más comunes son por medio de conocidos como familiares o amigos.

“Existe una relación de admiración y lazos afectivos muy fuertes con las figuras de autoridad de la delincuencia organizada. Niñas y niños fungen como reclutadores de otras niñas, niños y adolescentes”.

Aunado además a su entorno familiar: si es que consumen drogas, o si viven en un entorno de violencia, además de la llamada «narcocultura». En esta se normaliza en los niños esa forma de vida, e incluso la idolatran debido a las series o películas que ven en televisión.

Este problema se ha extendido durante la pandemia, ya que, los menores al no tener actividad escolar son blanco fácil para ser reclutados, que comúnmente se hace por medio de internet.

Te recomendamos: Narco recluta a jóvenes por medio de videojuegos para ser sicarios

“Hoy niños, niñas y adolescentes son, lo digo con profundo terror y dolor, los desechables del crimen organizado”, manifestó.

Compártenos en

Deja un comentario