FGR acusaría a Peña Nieto

El diario Milenio dio a conocer que la Fiscalía General de la República (FGR) acusaría a Enrique Peña Nieto, Ricardo Anaya y Luis Vidgaray de delincuencia organizada.

Estas acusaciones conllevan prisión forzosamente y una pena de hasta 60 años de cárcel.

Los tres señalados, no son los únicos, forman parte de un grupo de 16 involucrados por el caso Odebrecht

De acuerdo con lo dicho por el diario, hasta el momento  el Ministerio Público solamente ha realizado imputaciones por lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho.

Esto en el caso de las tres personas que han sido acusadas formalmente; son: Ricardo Anaya, el ex director de Pemex, Carlos Treviño y el ex senador panista, Jorge Luis Lavalle Maury.

De acuerdo con la versión del periodista José Antonio Belmont, la decisión obedece a los “nulos resultados” obtenidos por la FGR en más de un año de investigaciones.

 “Gertz Manero recurre a uno de los delitos más graves que implica cárcel forzosa y una pena que alcanza hasta los 60 años de prisión”, menciona el reporte.

Señala que el pasado 2 de septiembre, la Unidad de Investigación encargada del caso en la FGR emitió un acuerdo que envió a la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada; en el que señaló que los hechos investigados a raíz de la denuncia de hechos del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, “podrían constituir alguno de los delitos de delincuencia organizada competencia de esa Fiscalía Especializada”.

Se integró la carpeta

Por este motivo, el 3 de septiembre la Fiscalía Especializada  a cargo de Alfredo Higuera Bernal integró una carpeta de investigación por este delito. En ella destaca el ex presidente Enrique Peña Nieto y el ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Lo anterior, por haber obtenido recursos de Odebrecht con la intermediación de Lozoya.

Entre los nombres también aparecen los del ex senador Jorge Luis Lavalle, actualmente en prisión; el del ex candidato Ricardo Anaya; e del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca; así como de los ex senadores Ernesto Cordero, David Penchyna.

De acuerdo con la FGR, los recursos obtenidos se utilizaron para financiar la campaña de Peña Nieto en 2012. El dinero también se utilizó para sobornar legisladores y así conseguir la aprobación de la reforma energética.

Se dice en el documento de Milenio: “Todas esas conductas se realizaban bajo las instrucciones que daban, tanto Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso; eran operadas al interior de la paraestatal Petróleos Mexicanos, valiéndose del personal que laboraba en dicha empresa como lo era Emilio Lozoya Austin, director general, su secretario particular Rodrigo Arteaga Santoyo, su coordinador administrativo, Francisco Olascoaga Rodríguez, así como el personal de confianza del propio Emilio Lozoya Austin”.

Los señalamientos se desprenden de investigaciones

Los señalamientos se desprenden de las investigaciones y testimonios obtenidos desde que Lozoya presentó su denuncia de hechos el año pasado.

Hacia fines de agosto, el periódico Reforma informó que la FGR delineaba una acusación contra Peña Nieto y Videgaray por los delitos de asociación delictuosa y cohecho; ahora se sabe que además se suma la de delincuencia organizada.

A principios de septiembre, el diario dio a conocer parte de la imputación de la Fiscalía, que señala: “Con el objetivo principal de beneficiar a empresas trasnacionales, entre ellas la brasileña Constructora Odebrecht, ello en detrimento del patrimonio petrolero y energético que le pertenece a toda la nación mexicana, Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso, recibieron de Constructora Odebrecht, sobornos por más de 6 millones de dólares, los cuales, valiéndose de Emilio Ricardo Lozoya Austin, fueron depositados en una cuenta radicada en las Islas Vírgenes Británicas y, posteriormente, retirados en efectivo para Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso”.

Se dice que la imputación se rveló en el amparo que promovió el senador panista Jorge Luis Lavalle Maury, actualmente en prisión. Mismo que le negó un juez. Lavalle buscaba poder llevar su proceso en libertad.

Esa cifra de seis millones de dólares apareció también en las declaraciones que algunos ejecutivos de Odebrecht dieron a la Procuraduría de Brasil. Los nombres fueron uis Alberto de Meneses, Luiz Mameri e Hilberto da Silva,

Javier Coello Trejo, el pasado 11 de octubre aseguró en Aristegui en Vivo que Lozoya no puede probar las acusaciones contra Ricardo Anaya; pero lo que sí puede acreditar con documentos es que parte del dinero de Odebrecht terminó en la campaña de Enrique Peña Nieto.

Te puede interesar: Fiscalía va por Horcasitas y nueve exfuncionarios por Línea 12
Compártenos en

Deja un comentario