cambios en Reforma Eléctrica

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que se le realicen cambios a su iniciativa de Reforma Eléctrica, pero siempre y cuando mantenga su esencia. Lo que es decir que dicho sector sea una industria estratégica para el país.

Para López Obrador, mientras se mantengan la esencia de su propuesta para la Reforma Eléctrica, estaría de acuerdo con que haya cambios; esto para que sea aprobada en el Congreso de la Unión.

Dijo así respecto a si aceptaría algún cambio: “Pues sí, siempre y cuando se mantenga la esencia de la iniciativa. ¿Cuál es la esencia? que la industria eléctrica sea una industria estratégica propiedad de la nación; de todos los mexicanos y que la generación, la distribución de la energía eléctrica no tenga propósitos de lucro.

Si eso se sostiene, la rectoría del Estado en el manejo de la industria eléctrica, adelante”.

Algunos partidos de oposición ya anunciaron su voto en contra, de manera frontal; pero otros han pedido un diálogo, como el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

A diferencia de iniciativas anteriores, el Presidente ahora se muestra una actitud más abierta a cambios en el Congreso, en donde el bloque que lo apoya perdió la mayoría calificada de dos tercios en las elecciones intermedias del 6 de junio.

La reforma de López Obrador causa controversia porque transformaría a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de una empresa productiva del Estado a un organismo estatal que controle un mínimo 54 por ciento de la generación eléctrica, dejando al sector privado el restante 46 por ciento.

Sobre este aspecto, declaró que los empresarios deberían estar agradecidos por este 46 por ciento del sector eléctrico.

Preguntó el Presidente: ¿Saben cuánto es esto? Toda la electricidad que se consume en Argentina, un país de 59 o 60 millones de habitantes. Deberían estar agradecidos, nada más que no tienen llenadera. Se quedaron con la costumbre de robar a manos llenas”, recalcó.

Rechazó que México perderá 44 mil millones de dólares por indemnizaciones, como calculó esta semana la Cámara Internacional de Comercio de México (ICC, en inglés).

“Nosotros lo que queremos es que ya no sigan robando, tan sencillo como eso, y dicen que se va a ir la inversión. No se van”, comentó.

López Obrador quiso ser claro con que no es una nacionalización ni una expropiación. Lo que se requiere es fortalecer a la CFE para garantizar precios justos en la energía eléctrica.

Continuó diciendo que sus opositores no se atreven a hablar del litio, porque dice que no les conviene, que no les gusta la idea que este mineral sea propiedad de la nación; tal como lo estipula la reforma.

Cerró el tema diciendo que “Quisieran que fuese como las concesiones que se dan para la explotación del oro, de la plata, de otros minerales, concesiones privadas, y no, el litio es un mineral estratégico, me consta de que le brillan los ojitos a algunos”

Te puede interesar: Bartlett ahora responde y arremete contra el CCE
Compártenos en

Deja un comentario