Un asesinato con uso político
Por Autor Conocido

Un asesinato con uso político

La noticia que brotó desde el municipio más rico del país, San Pedro Garza García, traspasó las paredes de una barbería regiomontana. El nombre de Sergio Carmona Angulo y su homicidio se puso en la temática de la sucesión gubernamental; el entorno político polarizado entre las dos fracciones más fuertes del estado y donde fueron más los señalamientos que las certezas. 

El personaje, involucrado en una investigación por presunto tráfico de combustibles a través de los pasos de Tamaulipas con los Estados Unidos, se convirtió en otra arista del encarnizado pleito entre la parcialidad a favor de Morena y sus adversarios, como en panistas y priístas contrarios a la 4T y Andrés Manuel López Obrador. 

Sin conocerse a fondo una carpeta de investigación, ni siquiera por la denuncia expuesta por el perredista Camerino Eleazar Márquez Madrid, el acontecimiento policiaco abrió todo tipo de sospechas, líneas de investigación, autores intelectuales y materiales, así como acusaciones muy severas entre unos y otros. 

El primer supuesto es una «orden» para ultimar al empresario al darse a conocer (sin pruebas) un financiamiento a favor de los candidatos morenistas en las recientes campañas.

La teoría presentada fue quitarlo por lo incómodo que pudiese ser su simple presencia; como le pasó al alcalde victorense Lalo Gattás, todo por una camioneta de lujo. 

El otro «asegún» viene de la parte opuesta (también sin argumentos). Una ejecución decretada en el tercer piso de Palacio de Gobierno en Ciudad Victoria, desde la oficina del gobernador, molesto con Carmona Angulo por financiar una campaña de desprestigio en su contra. Incluso, hasta embarran a Samuel García de permitir el asesinato y cumplir la venganza. 

Benefactores en NL

Estás dos hipótesis sobre el hermano de Julio, ambos dueños de los Grupos Industriales Permart y Joser, proveedores en el sexenio neoleonés de Jaime Rodríguez «El Bronco», exmiembro de la Alianza Federalista que fundó Francisco García Cabeza de Vaca, dinamitaron una elección donde no hay un solo candidato inscrito en el Instituto Electoral de Tamaulipas. 

A la espera de aclarar el móvil del arrebato de la vida de un ser humano, una prueba más para la siempre cuestionada justicia estatal y federal, todo lo que tenga relación entre aspirantes, directa e indirectamente, será usado para influir en la opinión pública ante tan importante votación en juego; sin importar los modos, las consecuencias y la moral. 

¿Cuántas cosas más nos esperan de aquí a junio del 2022? 

Te puede interesar también: Asesinan a hombre en Nuevo León; sería Sergio Carmona, empresario de Tamaulipas
Compártenos en

Deja un comentario