Un niño hondureño de 4 años muere en hospital de Texas después de cruzar la frontera enfermo y con dificultades para respirar.

Un niño hondureño de 4 años muere en hospital de Texas después de cruzar la frontera enfermo y con dificultades para respirar

Un niño migrante, proveniente de Honduras y con apenas 4 años de edad, murió en el hospital de Texas al que fue transferido poco después de cruzar la frontera enfermo y con dificultad para respirar. Así lo informó este sábado la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). Según la agencia, el menor se encontraba con su mamá y hermano -de 5 años-. Formaban parte de un grupo de 12 migrantes aprehendidos el pasado 21 de noviembre a una milla de La Joya en Texas.

El menor presentaba dificultades para respirar y llevaba así dos semanas, según su madre. Además, se le diagnosticó con insuficiencia renal.

El grupo de migrantes fue trasladado a una zona urbanizada donde el menor pudiera recibir respiración artificial y medicamentos.

La atención médica que recibió el niño le permitió al cabo de unos cinco minutos recuperar la conciencia, estar más alerta y “mostrar signos de mejoría”, tras lo cual fue trasladado junto a su madre y hermano al centro médico Rio Grande Regional Hospital, en McAllen, Texas, señaló CBP.

Sin embargo, por falta de camas en el hospital, el pequeño fue derivado a otro centro médico donde perdió la vida en la madrugada.

De acuerdo con la CBP, los hallazgos preliminares de la autopsia que se practicó revelan que “la causa de la muerte fue neumonía e insuficiencia respiratoria aguda y la forma de muerte fue natural”.

Otra defunción

Esta misma semana, la agencia también dio a conocer la muerte de un bebé recién nacido que venía en brazos de su madre hondureña -menor de edad-. La madre y el bebé acababan de cruzar la frontera a través del Río Grande en Texas. La joven se entregó a agentes de la Patrulla Fronteriza cerca al puerto de entrada de McAllen-Hidalgo. El bebé tenía 17 días de nacido.

El pequeño fue trasladado al Hospital Regional Río Grande en McAllen, Texas, donde fue declarado muerto la noche de ese día.

Te puede interesar: Solicitan a EEUU más recursos para programa «Quédate en México»

Compártenos en

Deja un comentario