Álvarez-Buylla prepara un nuevo ataque contra el CIDE a partir de una nueva serie de reformas que dan fuerza al director general.

Álvarez-Buylla prepara un nuevo ataque contra el CIDE a partir de una nueva serie de reformas que dan fuerza al director general.

La directora de CONACYT, María Elena Álvarez-Buylla, está planeando una nueva jugada maestra para «resolver» la polémica que mantiene la sede del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) tomada por los alumnos. La solución, al parecer, no implica diálogo. Al parecer, Buylla busca quitar facultades a los consejos Directivo y Académico, y fortalecer la toma de decisiones por parte del director general.

El titular de la Unidad de Articulación Sectorial y Regional del CONACYT, José Alejandro Díaz Méndez, convocó a los miembros de la Asamblea General de Asociados del CIDE y al comisario público propietario del Sector Educación y Cultura de la Secretaría de la Función Pública a la Primera Sesión Extraordinaria del 2022. Ahí, plantearán una serie de reformas al Estatuto General del CIDE.

Propuesta de ataque

Díaz Méndez, en calidad de presidente suplente de la Asamblea General de Asociados del CIDE y por instrucciones de Álvarez-Buylla, presentó una propuesta de reforma que modifica la facultad del Consejo Directivo, de formalizar a solo tomar conocimiento del nombramiento del director general del CIDE, así como en el caso de su ratificación para el segundo periodo. La propuesta también establece que una vez que la directoria de CONACYT designe y nombre al director del CIDE, el nombramiento quedará oficializado al presentares al consejo directivo. Es decir, sin la necesidad que que el consejo la formalice.

La propuesta también le quita facultades al Consejo Académico. Este solo podrá conocer y opinar sobre el programa anual de trabajo previo a que sea sometido al director. Actualmente puede conocer y debe aprobar el programa. Lo mismo para con la creación o suspensión de programas docentes.

Por otro lado, indica que el secretario de Vinculación solo podrán representar a la institución antes otras instituciones públicas, privadas o sociales. Esto, a solicitud del director general.

La propuesta solo llega a agitar las aguas en un ambiente ya tenso. Los estudiantes continúan acampando en la sede Santa Fe, reclamando diálogo. La comunidad estudiantil asegura que seguirá en las instalaciones hasta que las autoridades los escuchen.

Te puede interesar: Plantean autonomía para el CIDE en el Senado

Compártenos en

Deja un comentario