Silvia Aldecoa perdió su empleo

Después de su condecoración a manos del presidente López Obrador por su trabajo durante la pandemia, la enfermera Silvia Aldecoa perdió su empleo. Al día de hoy, según reporta la especialista de salud, no lo ha podido recuperar. 

Originaria de Tabasco, Silvia formó parte del grupo de 58 enfermeras condecoradas con el galardón Miguel Hidalgo por su labor para enfrentar la pandemia. Dicha celebración la llevaron a cabo durante la conmemoración del aniversario de la Independencia de México en septiembre de 2020. 

De acuerdo con el gobierno federal, la condecoración Miguel Hidalgo es la más alta y prestigiosa que puede otorgar la nación a sus profesionales de salud. Los candidatos a recibirla son médicos prominentes o distinguidos por llevar una conducta o carrera vital ejemplar. Además, la pueden recibir quienes prestan servicios a la patria o a la humanidad, o por actos heroicos en términos de la Ley de Premios, Estímulos y Recompensas Civiles. 

La labor de la enfermera durante la contingencia por Coronavirus comenzó en el Hospital del Instituto de Salud para el Bienestar en abril del 2020. Dicho hospital estuvo administrado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Fue gracias a su desempeño como trabajadora del área de cuidados intensivos que Silvia Aldecoa recibió el reconocimiento durante la ceremonia en el Zócalo. Al momento del evento, la enfermera ya había contraído 2 veces la enfermedad. 

Silvia Aldecoa recuerda que su contrato con el hospital venció el 31 de diciembre de 2020, por lo que ella perdió su empleo. El despido se dió a pesar de que las autoridades del hospital le aseguraron que recibiría su nuevo contrato al pasar algunos días; sin embargo, esto nunca sucedió. Asimismo, la enfermera contó en entrevista qué pasó más de una semana sin recibir su salario correspondiente. 

«Se me hace ilógico e injusto»

Por si fuera poco, Aldecoa comentó que por lo menos 15 de sus compañeros de trabajo pasaron por un problema similar. 

Desde entonces, y a pesar de tener una hija menor de edad que depende de ella, Silvia no ha podido recuperar su trabajo en el hospital. Debido a esto, se vio obligada a trabajar en atención a domicilio para pacientes con COVID-19 como fuente de ingreso. 

Según lo platicó la enfermera, en este trabajo hubieron semanas en las que podía llegar a ganar entre 7 y 8 mil pesos durante 2021. Sin embargo, hoy en día las atenciones han disminuido y junto con ellas, sus ganancias. Actualmente, Tabasco está en semáforo epidemiológico de color verde debido al bajo número de contagios. 

“¿Cómo vas a botar a alguien después de que lo premias con la más alta presea? Se me hace ilógico e injusto”, indicó.

Además, Silvia relató que, a pesar de sus múltiples correos electrónicos al gobierno de AMLO, ella continúa sin recibir respuesta alguna. Por esta razón, la enfermera se unió a un llamado a través de redes sociales para reunirse con profesionales de la salud que vivieron la misma situación. 

“Al principio nadie quería trabajar con pacientes COVID. Los pocos que aceptamos y que dimos nuestra vida para estar ahí con los pacientes nos hicieron a un lado. Que nos reubiquen o que nos recontraten”, finalizó la enfermera.

También te podría interesar: Martes 11 de enero: México sigue rompiendo récord de contagios COVID
Compártenos en

Deja un comentario