Fundadores morenistas ¿Se doblaron o se vendieron? - Candil de la Calle
Fundadores morenistas ¿Se doblaron o se vendieron?
Por Autor Conocido

Fundadores morenistas ¿Se doblaron o se vendieron? 

Las raíces de lo que hoy conocemos como la Cuarta Transformación implementada desde el 2018 con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, se cimentaron entre sus simpatizantes al convertir el Movimiento de Regeneración Nacional en un partido político. Esto en los rumbos del 2014, año en que estaba muy distante una debacle priista y un estancamiento panista. 

Ese numeroso grupo de hombres y mujeres que siguieron por años al tabasqueño; al grado de cerrar su capítulo en organismos como el casi extinto Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano), se organizaron única y exclusivamente para atender todo lo que el jefe político dictara; por encima de la visión a largo alcance de crecer como una fuerza que hoy conocemos. 

Y como dicen que cuando el río suena, nunca se prepararon como tampoco pelearon a capa y espada su lugar ante la vorágine de personajes de otros partidos sumados al proyecto.

Su falta de preparación como la carencia de liderazgos trajo como consecuencia desde pelearse un cargo público a través de una tómbola a ser excluidos de cualquier decisión partidaria. 

Precisamente con la sucesión gubernamental muy cerca de consumarse, muchos a manera de presión o de decepción, manifestaron su rechazo a la postulación de Américo Villarreal Anaya. Algunos azuzados por «el loquito» de Alejandro Rojas Díaz Durán, intentaron reclamar por redes sociales y marchas muy discretas su molestia. 

Sin embargo, tanto los sondeos donde el doctor es ampliamente conocido y favorito para ganar la batalla, como la decisión de mandarlo a la contienda tomada por López Obrador, algo que todavía no pueden o quieren entender, los hizo guardar silencio y literalmente aceptar la realidad. 

Su papel en estas semanas 

Con otros temas en respaldo al Ejecutivo federal, como la reforma eléctrica que avanza en el Congreso de la Unión y la Suprema Corte de Justicia, a unos días de la revocación de mandato, lo interesante es qué harán o dejarán de hacer esos fundadores en la elección en cinco semanas más. 

En esa disyuntiva, hay de dos sopas; o se doblaron sabedores que nada va a cambiar y esperarán el resultado definitivo o, lo segundo, se vendieron al mejor postor, en ese caso el Prianrd. 

Ese silencio de los últimos días no es otro factor. 

Te puede interesar también: ¿Alguna propuesta contra la violencia a mujeres?
Compártenos en

Deja un comentario