La inquisición política en Tamaulipas - Candil de la Calle - Opinion
La inquisición política en Tamaulipas
Por Autor Conocido

La inquisición política en Tamaulipas (ojalá no nos lleven a la cárcel) 

Metidos de lleno dentro de una persecución de proporciones similares a la inquisición, época donde aquel ateo o contrario a la religión era quemado en leña verde, el sistema político dominante en Tamaulipas cargó todas las baterías en aquellos que no comulgan con su proyecto; esto a través de denuncias sacadas de Fast Track contra ciertos personajes, algunos sin deberla ni tenerla. 

Un caso es Adolfo Sierra, el líder del Sindicato del Sector Salud estatal, cuyo argumento de la fiscalía general de Justicia en el estado es una «promoción o coacción al voto».

Los hechos hablan de negarse por completo a apoyar la alianza PAN-PRI-PRD bajo un simple principio: un constante maltrato de la administración de Francisco García Cabeza de Vaca en seis años. 

La lectura está clara, no votar o mostrar la más mínima antipatía, aunque sea un guiño con Morena o simplemente cuestionar el proceder del gobierno vigente, es causa de cárcel para quien se manifieste abiertamente. No se entiende de otra manera y entre muchos, lejos de las consecuencias, simplemente alimenta una polarización ante el revanchismo del Cabecismo. 

Sin embargo, esto es un enorme yerro de quién conduce al estado y sus asesores. La supresión del sentir sobre un personaje o ideología política, con prisión como castigo, nos hace parecernos a Nicaragua, Venezuela o Cuba, esos países donde Acción Nacional, afirma, no hay libertad de expresión. 

¿Y lo que se hace en últimos días por acá cómo lo llamamos? 

Discurso contradictorio 

Suena irónico que, entre tantos discursos en foros regionales y nacionales, el propio gobernador habló de «poder disentir», pues esas diferencias «son parte de la democracia».

Lo reciente, aventar el Ministerio Público y las fuerzas de orden si no te parece lo que hace sin duda es digno de un verdadero demócrata. 

El examen final, en tres semanas, en la votación del domingo 5 de junio, sabremos si el amedrentamiento, la amenaza, la furia, el rencor y el temor infundado logra ser el método para cambiar un resultado que, para el jefe político tamaulipeco, es muy adverso. 

Con toda honestidad, hasta da miedo escribir contra Cabeza de Vaca. Capaz, para el enardecido ambiente creado desde el tercer piso de Palacio de Gobierno, uno termina en cualquier momento encarcelado por escribir lo que piensa. 

Pero se tenía que decir… y se dijo. 

Te puede interesar también: Detienen a Adolfo Sierra, líder del Sindicato de Salud en Tamaulipas
Compártenos en

Deja un comentario