La mayor sacudida de nuestra historia - FARO INFORMA
A unas horas de su aniversario número 62 recordaremos el famoso terremoto en Valdivia, la mayor sacudida de la historia.
Por Miguel Castillo V

La mayor sacudida de nuestra historia

Los sismos han sido uno de los grandes temores de la humanidad. Desde que la memoria escrita llegó, este fenómeno natural ha marcado varias de las mayores tragedias en varias regiones del mundo. El conocido anillo de fuego, que enmarca todo el pacífico, ha sido quizás el foco más grande de tragedias e incluso, la zona con los terremotos más impactantes de la época moderna.

Entre estas grandes tragedias, ha destacado mucho el gran terremoto de Indonesia en el 2004, de 9.1 de intensidad en la escala de Ritcher, el cual quizás ha sido el más mortal en la memoria reciente. A nivel nacional, los terremotos de 1985 y 2017, con escalas de 8.1 y 7.1 grados Ritcher respectivamente, siguen siendo los más recordados especialmente por la bizarra coincidencia de haber sucedido ambos el 19 de septiembre.

Pero en Chile, a pesar de que el terremoto de 2010 domina la memoria reciente, se recuerda aún ampliamente lo sucedido un 22 de mayo de 1960 en Valdivia, Chile. El lugar donde ocurrió la mayor sacudida de la historia con una escala de Ritcher de 9.6 grados.

A unas horas de su aniversario número 62 recordaremos el famoso terremoto en Valdivia, el cual ha sido el gran referente en cuanto a intensidad se refiere de estos fenómenos.

Una sacudida sin igual

Las historias sobre este sismo coinciden en su gran mayoría en lo mismo: fue un movimiento que se sintió como ninguno otro. Eran las 3:11 del día (hora local) en un domingo cuando el ruido desde las profundidades golpeó la tranquila ciudad chilena en el sur del país.

El movimiento de la tierra fue tal que causó no solo la destrucción de varias viviendas y edificios sino que alteró los mismos cauces de ríos y hundió enormes porciones de tierra. Además, los impactos del desastre natural no solo se quedaron en Chile sino que causó un tsunami con olas de altura considerable en lugares como Japón, Nueva Zelanda o Indonesia.

El nivel del impacto fue tal que los científicos calculan que la magnitud de 9.6 liberó lo equivalente a 20,000 veces la energía que emergió tras la bomba que se lanzó en Hiroshima al final de la Segunda Guerra Mundial.

Este fenómeno dejó alrededor de 2,000 personas muertas, millones de damnificados por los daños severos a edificaciones y a la ciudad en general. Hasta el día de hoy, miles de chilenos aún recuerdan el enorme impacto que tuvo este sismo en sus vidas.

La mirada desde el retrovisor

Recordar fenómenos naturales de este tipo nunca es tarea fácil. Pero sin duda, es algo necesario para poder contribuir a las mejoras en la cultura civil y la prevención del impacto de este tipo de sucesos. No por nada, el aprendizaje que han dejado este tipo de eventos han traído inventos tales como la alerta sísmica o la construcción de edificaciones anti-sismos.

Es por ello que, aunque no sea una tarea sencilla, a 62 año de lo sucedido, recordar y hablar sobre la catástrofe puede ayudar mucho. No solo a las invenciones que se pueden hacer sino también a sacar muchos traumas y dolores que aunque no se vayan al sacarlos, al menos puede ayudar a sentir más libre a quienes lo vivieron.

Te puede interesar: Retrovisor

Compártenos en

Deja un comentario