El problema del Prian es convencer a la sociedad civil - Candil de la Calle
El problema del Prian es convencer a la sociedad civil
Por Autor Conocido

El problema del Prian es convencer a la sociedad civil 

Por primera vez en los tiempos de la Cuarta Transformación, el empresario Claudio X. González salió a reconocer que el proyecto denominado «Va por México», mismo que él junto con los Partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática dieron forma para contrarrestar a Andrés Manuel López Obrador, vislumbra un panorama muy difícil. 

Un sondeo puso en manifiesto la ventaja del Movimiento de Regeneración Nacional de cara a la Presidencia de la República, que estará en juego en julio del 2024.

Hay un 2 a 1 de diferencias sobre el PAN y de 3 a 1 con relación al PRI, al hacer el careo única y exclusivamente por instituto político. De aquí, derivó la búsqueda de Movimiento Ciudadano para esta alianza. 

El conflicto está en el rechazo puesto por el coordinador nacional naranja, Dante Delgado Rannauro, para unirse a una alianza que en lugar de favorecerle solo le resta, como sucedió en el 2018. Sin digerir dicha respuesta, el llamado «magnate» mexicano lanzó un mensaje en Twitter en el cual reconoció su plan está demasiado lejos de competir. 

«Va por México más Movimiento Ciudadano es indispensable para echar a Morena en el ‘24, pero insuficiente. El elemento activo para el triunfo y para construir un país más parejo y próspero es una sociedad civil y una ciudadanía activa, propositiva y perseverante. El cambio está en nosotros. Hay que crear la ola ciudadana”, dijo en 240 caracteres. 

Tienen muchos handicaps 

Estas líneas pretenden incentivar a un pueblo que, de acuerdo a los números que entrega el Instituto Nacional Electoral (INE) junto a los organismos estatales, apenas la mitad son partícipes en jornadas que determinan cargos públicos. Ellos prefieren manifestarse mediante la abstención, tema en el cual se avanza, pero a pasos muy lentos. 

Pero la otra arista de severa gravedad, además de convencer a un sector que con su actitud les dice estar cansados de la clase política, es la severa crisis de resultados de los presidentes de los tres frentes unidos, hoy criticados por militantes quienes ya no les creen mucho y piden dejar el cargo. 

Como sucedió en Tamaulipas y 15 entidades más en este último año, hay un hartazgo por tanta derrota; pero ni Marko Cortés, Alejandro Moreno Cárdenas y Jesús Zambrano escuchan. Lo peor, los tres seguirán y con la complacencia de Claudio X. González. 

No es mala la idea de atraer a la sociedad civil, pero con esas caras y números entregados, ¿Quién les va a decir que sí? 

Te puede interesar también: ¿Qué tal te va sin PRI? 
Compártenos en

Deja un comentario