¿Alguien desea el lugar del fiscal en Tamaulipas? - Candil de la Calle
¿Alguien desea el lugar del fiscal en Tamaulipas?
Por Autor Conocido

¿Alguien desea el lugar del fiscal en Tamaulipas? 

El Grupo Parlamentario del PAN aplicó al más puro estilo priista en sus años de supremacía, el manual legislativo de cómo obtener la aprobación de una ley o reforma «sí o sí», con todas las situaciones en contra.

En el parpadeo literal que dieron dos legisladores de la bancada de Morena, sacaron provecho para blindar a la tan cuestionada Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas. 

Las disposiciones como la entrega del Grupo de Operaciones (GOPES), una corporación muy criticada por la sociedad civil estatal por su uso a favor de unos políticos, salieron avante cuando la mayoría de la población descansaba. Con esto, cerraron la protección a todo aquello que creó el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, es decir, cumplieron con su labor de «obedeceórdenes». 

Si bien le otorgan las herramientas legales al titular de la corporación Irving Barrios Mojica, en teoría la idea fue garantizarle su puesto por lo menos hasta el 2024. Ese año vendrá la renovación del parlamento y muy posiblemente, Acción Nacional se convierta en segunda fuerza dentro del Poder Legislativo. 

Pero el asunto no será tan sencillo para Américo Villarreal Anaya, Santiago Nieto y todo el aparato legal de la 4T, para revertir estos cambios. Sin embargo, aunque por ahora la lealtad del titular de la FGJ está para el actual mandatario, se convertirá en el blanco perfecto, tema nada menor en tan relevante función. 

Una presión en tres vías  

Para ser exactos, le dieron el premio mayor de la rifa del tigre. Debe lidiar con los reclamos de la fidelidad morenista, muy puesta para cerrar calles, bloquear accesos a oficinas, atiborrar las redes sociales y movilizarse con tal de hacerle la vida imposible a cuanto político o personaje se fijen. 

Complicado mantenerse firme porque los allegados al Cabecismo tampoco tendrán complacencias.

La exigencia estará en no doblarse y no venderse; pero no por situaciones de ideología, sino para cuidarle todo lo posible el cuello al reynosense y aquellos señalados de corrupción. 

Más tenso se le pondrá la tensión pues hay un tercer franco, la ciudadanía, cuya mayoría reprueba a Irving. Nunca logró mejorar la atención en los Ministerios Públicos, los trámites fueron similares o peores a cuando el PRI era gobierno. Además se suma la poca claridad y resolución en muchos casos entre ellos los asesinatos a periodistas en 2018 y el reciente de Antonio de la Cruz.

En pocas palabras, falló al llamado de justicia para todos. 

¿En verdad, alguien desea su posición?  

Te puede interesar también: Hasta sin un operador político se quedó el Cabecismo 
Compártenos en

Deja un comentario