Familiares de Caro Quintero colaboraron como informantes - FARO INFORMA
familiares de Caro Quintero

De acuerdo con “The Washington Post”, la Administración de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos reclutó como informantes a varios familiares del exlíder del Cártel de Guadalajara, Rafael Caro Quintero. Asimismo, señaló que el grupo de trabajo estadounidense “The RCQ Task Force” tomó las siglas por su objetivo, el “narco de narcos” capturado hace una semana en Sinaloa.

El medio explicó que “la DEA había reclutado a algunos de los familiares de Caro Quintero como informantes. Incluso, la Agencia “sabía qué caminos de terracería tomaba para visitar a sus novias”.

También detalló que las autoridades de EE.UU. conocían desde hace mucho tiempo el paradero del narcotraficante, quien vivía cerca de una zona militar ubicada en el estado de Sinaloa. A Caro Quintero lo custodiaban guardaespaldas que rotaban cada semana y se trasladaba en motocicleta o cuatrimoto.

Cabe mencionar que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que en la detención sólo participaron corporaciones de seguridad mexicanas. Sin embargo, los integrantes y exintegrantes de la “RCQ Task Force” calificaron al mandatario como “un absurdo”. También recordaron que “habían estado proporcionando información de inteligencia a la Marina y al Ejército Mexicano durante nueve años. Éstos miembros de los grupos de trabajo, junto con otros funcionarios, hablaron bajo condición de anonimato”. 

Por otro lado, “The Washington Post” señaló que los miembros del grupo de trabajo intercambiaron mensajes de felicitación poco después del arresto. Asimismo, reveló que el fundador de la unidad tomó una fotografía del tequila que estaba bebiendo y se la envió a un compañero.

También te podría interesar: [Video] Interpol confirma detención de la «Bruja de Angahuan», asesina de un niño michoacano

A pesar de que ninguno esperaba recibir reconocimiento por parte de AMLO, confesaron sentirse un poco desilusionados tras nueve años de trabajo. Sin embargo, uno de ellos insistió en que “conocemos la historia de cómo lo atrapamos. Lo que importa es que pase el resto de su vida tras las rejas”. 

Fue cuando la recompensa por información que llevara a su captura pasó de 5 a 20 millones de dólares que EE.UU. y México llevaron a cabo 12 operativos (entre 2013 y 2022) para localizar al narcotraficante. El medio indicó que “muchas de esas operaciones no han sido reportadas previamente. Funcionarios estadounidenses dijeron que creen que fueron frustrados por filtraciones mexicanas de alto nivel. Una señal de que el gobierno mexicano lo estaba protegiendo”. 

Durante una entrevista, el exfiscal general William Barr explicó que “les dejé claro a los mexicanos que recuperar a Caro Quintero era una de nuestras principales prioridades. Era institucionalmente importante para la DEA, y también sacaría a un jugador importante del tablero. Tenía un alto grado de confianza en que se podía hacer si los mexicanos estaban dispuestos a realizarlo”. 

Militares estadounidenses aseguraron que el caso de Caro Quintero fue prueba de que entre 30% y 35% del territorio mexicano pertenece al crimen organizado. Y es que a pesar de que el capo era fácil de localizar, para las autoridades mexicanas “era un fantasma” imposible de atrapar.

También te podría interesar: [Video] EE.UU. y México anuncian «compromiso compartido» para lograr extradición de Caro Quintero
Compártenos en

Deja un comentario