Retiran a saxofonista de evento de la Guelaguetza por protestar
Retiran a la saxofonista, María Elena Ríos, de evento de la Guelaguetza en el que protestaba contra "Oaxaca feminicida".

Retiran a la saxofonista, María Elena Ríos, de evento de la Guelaguetza en el que protestaba contra «Oaxaca feminicida».

Este lunes, la saxofonista María Elena Ríos, víctima de intento de feminicidio con ácido en 2019, denunció que elementos de la policía estatal de Oaxaca la agredieron y sacaron del auditorio Guelaguetza durante el evento Lunes del Cerro 2022.

María Elena extendió una manta con el texto “Oaxaca feminicida”. Tiempo después, la manta fue arrebatada y retirada de la vista del público asistente.

A través de sus redes sociales, María Elena Ríos denunció el hecho y acusó a elementos de la seguridad privada del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, de también participar en la agresión.

“Hoy en la Guelaguetza nombro a todas mis hermanas víctimas de feminicidio y sobrevivientes, que día a día luchan por encontrar justicia en Oaxaca Feminicida“. Así lo escribió desde su cuenta de Twitter.

 “Me reprimieron a golpes, la policía Estatal y seguridad privada de Alejandro Murat cómplice de mis agresores”, agregó.

Acompañó sus publicaciones con una serie de videos. En uno de los  videos que publica, María Elena, quien iba acompañada de su hermana, señala a los elementos que la obligaron a salirse del recinto. “Esta policía me está reprimiendo por parte del gobernador, porque el gobernador no quiere que los extranjeros sepan que el también es cómplice de mi agresor”, declaró.

María Elena Ríos, de 28 años de edad, fue agredida con ácido en su rostro y cuerpo el 9 de septiembre de 2019. Sin embargo, hasta el momento sus agresores materiales e intelectuales no han recibido ninguna sentencia.

Hasta el momento, ni Alejandro Murat, ni ninguna figura pública ha dado declaraciones en cuanto al hecho de este lunes.

Te puede interesar: Propone Morena que no puedan suspender obras del gobierno federal con amparos

Compártenos en

Deja un comentario