Claroscuros de Morena - FARO INFORMA - Vientos del Sur
Claroscuros de Morena
Por Guillermo Gutiérrez González

Claroscuros de Morena

Morena en Tamaulipas, ya tiene listos sus 90 consejeros estatales para iniciar la renovación de sus cuadros directivos y para pasar de ser un movimiento social para convertirse en un auténtico partido en el poder; un partido fuerte, organizado y preparado para dar la batalla en el 2024. Un partido aliado y confiable como requiere el Gobernador electo, Américo Villarreal Anaya.

Pero esta jornada de elección interna del partido de AMLO, no estuvo exenta de las viejas prácticas del PRI, como el acarreo de electores, el relleno de urnas, la compra y la inducción del voto. Además, fueron evidentes las presiones a los adultos mayores para que participaran en este ejercicio o de lo contrario les decían, podían perder sus pensiones.

Ganadores y Perdedores

Pero vayamos a los resultados y hablemos de los triunfadores. En la zona sur, el octavo distrito, integrado territorialmente  por el total del municipio de Tampico y la parte sur de Ciudad Madero, destacaron por su activismo y operación política, Mónica Villarreal Anaya y Olga Sosa, quienes resultaron electas consejeras; además en este distrito, la sorpresa fue Erasmo González Robledo, por haber conquistado el primer lugar de la votación sobre los otros 4 consejeros varones electos, estos últimos se suponía que tenían mayor presencia en este distrito.

En contraste, los verdaderos perdedores en este proceso interno fueron la Senadora Lupita Covarrubias y nuevamente el alcalde de Ciudad Madero, Adrián Oseguera. La primera no logró los votos necesarios para ser electa y el edil petrolero no pudo meter a ningún consejero de su devaluado grupo; como recordamos que tampoco pudo o no quiso ayudar durante su campaña, al hoy Gobernador electo, Américo Villarreal Anaya. Ya le llaman a Oseguera el traidor del sur.

En el distrito 7 que corresponde al municipio de Altamira y la parte norte de Ciudad Madero, se dice que el alcalde Armando Martínez Manríquez, su hermana Anel y los funcionarios de ayuntamiento, se despacharon con la cuchara grande en el relleno y la compra de votos y lo más grave, que dicha elección puede cancelarse por cientos de irregularidades detectadas y que ya son nota nacional. No tiene remedio y no aprende el presidentito de Altamira.

vientosdelsur@infinitummail.com

Te puede interesar también: Morena analiza anular votaciones y expulsar a quienes actuaron mal en selección de consejeros
Compártenos en

Deja un comentario