Familias han tenido la necesidad de cazar cocodrilos - Municipios
familias han tenido la necesidad de cazar

Por la crisis económica y la falta de empleo qua pandemia del Covid-19, familias de la zona norte de Ciudad Madero han tenido la necesidad de cazar cocodrilos para alimentarse.

Reconocen que se trata de una actividad prohibida, ya que los coodrilos están protegidos, pero aseguran que no tienen mal sabor.

La señora Florencia Martínez, habitante de la colonia Emiliano Zapta dice que la carne de cocodrilo puede ser benéfica y ante la gran cantidad que hay en la laguna se adquiere con facilidad.

“Y pues como está la situación la tortilla ya subió ya casi no come uno mucho alimento…sí hay muchos niños en peligro, pues mejor nos lo comemos primero nosotros”.

También comentó que en varias ocasiones ha probado la carne de cocodrilo y asegura que no tiene mal sabor «sabe cómo a pescado, en salpicón saldría bueno”.

VENDEN CRÍAS DE COCODRILO

En los mercados de mariscos de Tampico y Altamira, además de redes sociales se venden las crías de cocodrilo hasta en 200 pesos, cuyo consumo de carne ha ido en aumento entre la gente de la zona sur de Tamaulipas, pese a ser ilegal.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ha decomisado más de 20 cocodrilos en lo que va del año en la regían, los cuales se liberan a través de asociaciones civiles como la encargada de resguardar a 160 ejemplares de diferentes especies en las instalaciones del Cetmar.

En Facebook hay grupos dedicados a la venta de animales exóticos, entre ellos están los cocodrilos, mientras que tras bambalinas, algunos negocios de mariscos venden las crías de cocodrilo entre 100 y 200 pesos.

«Tras bambalinas, en la oscuridad tienen las cubetas llenas de crías de cocodrilo, las ofrecen en 100 o 200 pesos, la cría, la gente está teniendo predilección por comer cocodrilo como ahora hay mucho, la gente los está pescando y consumiendo que es una actividad ilegal».

Te puede interesar Cocodrilos han atacado a personas en Altamira seis veces
Compártenos en

Deja un comentario