lluvias

Las lluvias registradas durante los últimos días fueron las suficientes en Tamaulipas como para que el sistema lagunario en la zona sur subiera su nivel. Y con eso se garantice el abasto del vital líquido por lo menos durante los próximos 40 días.

En este sentido, José Luis de León Hurtado, director de la Casa de la Naturaleza de Tampico, quien ha llevado el seguimiento de los niveles desde que se anunció que Tamaulipas entró en la peor sequía de los últimos años, platicó que de tener solo 5 centímetros sobre el nivel del mar, en la última medición marcó 45 centímetros, es decir, 40 centímetros más.

“De 45 centímetros, pero hace 5 días estuvimos a 5 centímetros, y subió 40 centímetros más en el nivel del sistema lagunario, pero no debemos cruzarnos de brazos porque esa agua que subió se puede perder. Sigue habiendo fugas por diques, sigue habiendo descuidos y cosas que reparar, el dique El Camalote sigue fugándose agua, y el dique 4 y 5 también tiene intrusión de agua salina también”.

Piden a ciudadanos no desperdiciar el agua

Aclaró que aunque esto es una muy buena noticia, tanto las autoridades como los propios ciudadanos, empresarios y la industria, deben de concientizar y no bajar la guardia. Deben de continuar con los cuidados del agua al no desperdiciar y ahorrar lo más posible para no regresar al mismo problema después de 40 días en caso de que ya no vuelva a haber lluvias.

“Tratar de que la ciudadanía participe no derramando agua en calles y banquetas, lavando autos y demás. Es un asunto de todos, el caudal de agua que nos cayó, bendita lluvia, pero la naturaleza nos está ayudando. Pero debemos de corresponder también tratando de participar en una campaña de no tires agua, no la derrames”.

Te recomendamos: La Cruz Roja pide ayuda humanitaria para Acapulco; “esto va para largo”, advierte

De León Hurtado, lamentó que para el Presupuesto de Egresos de la Federación del siguiente año no se haya contemplado más recurso para continuar con el proyecto de reforzamiento de los diques. Con el fin de evitar la salida del agua dulce o evitar la posible entrada de agua salobre como ya ocurrió hace algunos años.

Compártenos en

Deja un comentario