No hay 2024 sin 2022
Por Autor Conocido

No hay 2024 sin 2022

Entre la marcada fractura del Partido Revolucionario Institucional en Tamaulipas, al estar un grupo inconforme en trabajar con el Cabecismo y otro totalmente cargado contra Morena y la 4T, los militantes que ven como única opción la alianza Si por México (también llamada Frankenstein) viven con la esperanza de salir airosos el próximo año. 

Una coalición que sacrificó 13 de 15 gubernaturas en juego a cambio de unos cuantos escaños en el Congreso de la Unión y alcaldías en la Ciudad de México, pone a los tricolores animados en obtener de la mano con los azules la retención del estado ante un potencial Tsunami que los arrastró a los dos, por parejo, en las elecciones del 2018 y 2021. 

Pero la visión de unos cuantos es tumbar el favoritismo marcado a cualquier de los aspirantes del Movimiento de Regeneración Nacional puestos en la mesa, sea Rodolfo González Valderrama, Américo Villarreal Anaya, Maki Ortiz, Adrián Oseguera y hasta Olga Sosa. La arista es consolidarse como esa fuerza para pelear en serio con la Presidencia. Entienden que para lograr eso en el 2024, antes hay que superar el 2022. 

Todo suena padre desde la visión de Marko Cortés y Alejandro Moreno Cárdenas, precursores de esta iniciativa. Acá en el estado, hay dos vertientes muy puestas, César Verástegui Ostos y Chucho Nader, manifestado por militantes y hasta dirigentes estatales. 

Sin embargo, más allá de quién sea el elegido, estamos a casi 7 meses de la votación y aún está lejos la consolidación de las estructuras, la puesta de curitas entre los heridos de los Vientos de Cambio, la incertidumbre priísta sobre qué beneficios tiene para ellos la alianza, pero sobre todo, una polarización velada, comentada entre cafés, reuniones y mensajes de WhatsApp. 

Tienen un último llamado, porque el tiempo pasa y cobra factura. 

¿Humo blanco el 15 de diciembre?  

Toda punta que en esa fecha tengamos por parte de Morena al candidato a la gubernatura tamaulipeca. De ahí, el proselitismo y actividades que realizan los aspirantes como Maki Ortiz, Olga Sosa, Américo Villarreal Anaya y Rodolfo González Valderrama, cada uno en sus diversas funciones. 

Quién para nada sigue descartado, aseguran desde las raíces del partido en la Ciudad de México, es el alcalde de Ciudad Madero Adrián Oseguera Kernion. Su posición al interior como un activo importante no lo saca por completo de la jugada. ¿La sorpresa? Cualquier cosa puede pasar. 

Te puede interesar también: Un asesinato con uso político
Compártenos en

Deja un comentario