Olga Sánchez fue víctima de actitudes machistas


Olga Sánchez Cordero, presidenta del Senado de la República, compartió que durante su tiempo como cabeza de la Secretaría de Gobernación (Segob), fue víctima de actitudes machistas y patriarcales por parte de funcionarios cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador; mismos quienes pretendieron “desvalorizar” su trabajo. 

Fue durante un foro sobre la Violencia y el Acoso en el Trabajo que la ministra recalcó que su caso es un ejemplo muy claro de que hasta las mujeres que ostentan las más altas posiciones pueden sufrir de acoso y desvalorización de su labor, “en forma permanente y constante”.

“Permanentemente desvalorizada a pesar de que yo me esmeraba por cumplir la responsabilidad del cargo de secretaria de Gobernación; una de las posiciones más importantes y difíciles también para realizar. Pareciera que estas pocas personas, con la desvalorización que hacían de mi trabajo, se retroalimentaban en su machismo. Pareciera que esta desvalorización era como demostrar la superioridad y la alimentación de ese patriarcado, de ese machismo y de esa obvia desigualdad y desequilibrio; porque quien lo sufre es quien lo está diciendo,” puntualizó.

Colaboradores se oponían a que ocupara la presidencia del Senado 

La senadora reveló también que incluso sus colaboradores más cercanos se oponían a que ocupara la presidencia del Senado; esto con el argumento de que no contaba con la experiencia necesaria para llevar a cabo su trabajo. 

“Incluso los más cercanos colaboradores me sugirieron que no aceptara la presidencia del Senado, porque no tenía la experiencia, después de haber presidido el Pleno de la Suprema Corte. Y eso consta en un chat, y lo grabé, y lo tengo guardado para mi memoria. (…) Como si naciera uno ya sabiendo todo; y como si los presidentes y las presidentas hubieran sabido ser presidentas y presidentes cuando llegaron”, dijo.

La ex secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, compartió que, a pesar de que fue víctima de actitudes machistas, mucha gente le ha sugerido que busque la manera de curar sus heridas; que le dé la vuelta a la pagina, y comience un nuevo capítulo, para así evitar seguir reviviendo lo que para ella fue una experiencia tan desagradable. A esto, ella responde que ya cerró ese capítulo de su vida.

“Por eso comparto mi historia. Porque ustedes pueden pensar que llegando a las más altas esferas de Poder todo es sencillo, y es mucho muy complicado, es a codazos. Y cuando llegas te minan, y te minan permanentemente tu trabajo todos los que están alrededor de ti,” resaltó.

“La primera que se tiene que valorizar es la propia mujer»

Recalcó además que el acoso y la violencia laboral continúan siendo un problema, por lo que es necesario tomar medidas para hacerle frente al reto de solucionar y revertir los desequilibrios sociales que aún existen entre hombres y mujeres.

“Es una misión vital en estos tiempos. Y hacerlo a través de la ratificación de este Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, para garantizar el derecho a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso, es un mecanismo muy eficaz para lograrlo; pero es también un reclamo importante”, sostuvo.

La presidenta del Senado concluyó que “la primera que se tiene que valorizar es la propia mujer; las propias niñas; las propias adolescentes. Porque esa autoestima, esa autovaloración es la que nos va a sacar adelante, a pesar de las desvalorizaciones; de los acosos y de todo lo que hemos estado sufriendo durante tantos y tantos años”.

También te podría interesar: «No hay lugar a discusión»: Sánchez Cordero silenció a Lily Téllez
Compártenos en

Deja un comentario