Tramo 5 de Tren Maya generará daños “severos” según MIA - País
El tramo 5 del Tren Maya generará daños calificados como "severos" y "críticos" según Manifestación de Impacto Ambiental.

El tramo 5 del Tren Maya generará daños calificados como «severos» y «críticos» según Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Trabajos preparatorios y provisionales, así como la construcción de un conjunto de obras para el desarrollo del Tramo 5 Sur del Tren Maya afectará una superficie total de 516 mil 758 hectáreas, con impactos calificados como “severos” y “críticos” en los sistemas kársticos, por derrumbes y hundimientos por la operación de maquinaria; así como daños a la integridad de cenotes y pérdida de cobertura vegetal. Estos y otros daños previstos se detallan en la Manifestación de Impacto Ambiental Regional (MIA-R).

La MIA-R fue presentado ayer por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur); esto, ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para la evaluación del proyecto. 

Finalmente, la dependencia federal puso a disposición pública el resumen ejecutivo y MIA. Los nombres de los responsables de su elaboración fueron testados bajo pretexto de preservar los datos personales; sin embargo, aparecen los logotipos del CONACYT y del INECOL, junto con el de Fonatur.

En el documento -que debió presentarse antes de iniciada la devastación-, se admite que en el trazo hay selva mediana, vegetación secundaria, manglar y tular; así como suelos kársticos y flujos subterráneos que representan “el mayor reto del TM-5 Sur”.

Impactos moderados

Entre los impactos adversos “moderados” se reconoce que habrá afectaciones provocadas por la apertura de caminos de acceso, desmontes, trazos y nivelación, despalme y obras provisionales. Además, se identifican probables afectaciones adversas al sistema kárstico en zonas de riesgo y puntos críticos; así como  impactos “adversos moderados” a la integridad física de los cenotes y daños al suelo por generación, manejo, almacenamiento y disposición inadecuados de residuos solidos.

Se contemplan, también por la apertura de caminos de acceso, obras provisionales, desmontes y despalmes, la modificación de infiltración por cambio de suelo, alteraciones del flujo local, procesos de compactación que cambien la permeabilidad del sitio y modificación de infiltración por la remoción de la vegetación y cambio de permeabilidad del suelo; calificados como impactos “adversos críticos”. 

Impactos críticos

Los impactos «críticos», según el documento son la pérdida de la cobertura vegetal en 485.476 hectáreas por desmonte, y como “severos”, la afectación de individuos de especies de flora y fauna en alguna categoría de riesgo en la Norma Oficial Mexicana 059, por el uso de maquinaria. 

Impactos benéficos e irrelevantes

Como impactos “benéficos”, se menciona la creación de empleos y el mejoramiento y renovación de la infraestructura. Mientras que entre  los impactos “irrelevantes”, se señala la reducción de la disponibilidad de agua subterránea. 

En la MIA se expresa que la sumatoria de los impactos ambientales identificados, sobre todos los componentes del Sistema Ambiental Regional (SAR) son “ambientalmente no significativos”.

Te puede interesar: Gobierno presenta MIA del tramo 5 del Tren de Maya

Compártenos en

Deja un comentario