Candil de la Calle - FARO INFORMA
logo-faro

Por Autor Conocido

Jaime Turrubiates y su hora tardía

El tercer intento por llegar a la presidencia municipal de Ciudad Madero del empresario Jaime Turrubiates Solís se da en el marco de una turbulencia política al interior de su partido, el Acción Nacional -al cual regresa a más de una década de representarlos por dicho cargo-, como también en el propio municipio y en el contexto estatal y nacional.

Luego de ser jefe de la comuna entre el 2011 y 2013, a través del Partido Revolucionario Institucional (PRI), hace más de un año su nombre sonaba a la distancia para entrarle a la competencia contra el actual munícipe morenista Adrián Oseguera Kernion.

Al no ser del agrado de Ismael García Cabeza de Vaca, senador y operador dentro del instituto político, chamba que en teoría le corresponde a Luis René Cantú, fue eclipsado por Carlos Fernández Altamirano, joven promesa impulsado por el grupo en el poder tamaulipeco.

Todo pintaba para que el ex director del Instituto del Deporte fuera a aparecer en la boleta, pero a finales de enero apareció el secretario General de Gobierno César Verástegui Ostos. Como lo dice su apodo, aplicó «el Truco» para cambiar todos los planes: el inversionista en cadenas de pollos y pizza era el elegido, en tanto el muchacho competiría por la diputación local en el Distrito 20.

Esta decisión con calzador o al cuarto para la hora, trajo consigo todo un conflicto en el panismo maderense. Algunos grupos le ofrecieron todo el apoyo a Jaime, pero otros le recordaron con mucho ahínco y rencor «la traición a los principios e ideales» para irse con el tricolor.

Lo más complicado ha sido posicionarse en tan poco tiempo. En muchos sectores lo recuerdan por dirigir una de las administraciones más grises que el originario de la antes llamada capital petrolera haya encabezado en su historia. A esto, agregamos una sociedad civil muy cargada a la izquierda en su forma de ver la vida.

Con todo lo anterior Turrubiates Solís hace el esfuerzo posible por encontrar eco en aquellos votantes enojados con Andrés Manuel López Obrador y la Cuarta Transformación. Suma voluntades, pero en el sentir general de expertos, gente en el territorio y el ciudadano común y corriente, ven más fácil que cargue con una segunda derrota a dar la sorpresa el próximo 6 de junio.

Y todo, por haberlo lanzado muy tarde al ruedo.

Compártenos en

Deja un comentario