Primer caso de gripe aviar H10N3 se detecta en China - FARO INFORMA
imagen virus

Los científicos dicen que el riesgo de infección es muy bajo y no hay indicios de que se transmita entre personas.

El primer ser humano contagiado por la gripe aviar H10N3 es un hombre de 41 años. Esto ocurrió en la provincia de Jiangsu, al este de China.

Así lo informaron autoridades sanitarias del país, mediante un comunicado en el que son enfáticas al afirmar que no hay indicios de que la enfermedad pueda contagiarse de persona a persona y que le riesgo de que se propague es muy bajo.

La Comisión Nacional de Salud de China, precisa: “No se han detectado casos de H10N3 entre humanos en ningún lugar del mundo”, y dice que incluso entre las aves este virus es relativamente poco infeccioso. “Este caso es una transmisión zoonótica (entre animales y humanos) ocasional de ave a humano; el riesgo de una propagación a gran escala es muy bajo”, dijo.

La misma Comisión fue quien informó que el hombre contagiado comenzó a sentirse mal el 23 de abril y cinco días más tarde fue ingresado a un hospital.

El 28 de mayo se pudo completar la secuenciación genética del virus que lo infectó y así se pudo establecer el diagnóstico definitivo: era el primer caso en el mundo de la nueva variante de H10N3.

El enfermo está en vías de recuperación y a punto de recibir el alta.

Los contactos del paciente han sido rastreados y no se han detectado otros incidentes, indica.

El virus H10N3, procede de las aves y no tiene capacidad de infectar a los humanos de manera efectiva, por lo que es improbable que se repitan muchos más contagios.

De cualquier manera, la sanidad china ha pedido a sus ciudadanos que eviten el contacto con aves muertas y que traten de no acercarse a las vivas. También llama a mantener la higiene y acudir de inmediato a un médico si se presentan síntomas como fiebre o dificultades para respirar.

Entre las aves, el H10N3 se propaga de manera similar a la gripe común o la covid, a través de las pequeñas gotas que dispersan los animales en su respiración.

efd

Compártenos en

Deja un comentario