AMLO reconoce que la trata de personas se da en todo estrato del país incluso en gobierno. Reconoció la venta de menores en Guerrero y Oaxaca

AMLO reconoce que la trata de personas se da en todos los estratos sociales del país, incluso en el gobierno. También aceptó la venta de menores en Guerrero y Oaxaca; dice que no le corresponde resolverlo.

El presidente de la República aceptó que la trata de personas se da en todos los estratos sociales, incluso en el gobierno. No obstante, afirmó que estos son casos ocultos. Al mismo tiempo, descartó que la venta de niñas en Guerrero y en Oaxaca sea una práctica generalizada o de usos y costumbres.

«No se ve que, desgraciadamente, estos casos se dan en todas las clases sociales. Nada más que arriba, cuando se da en estos casos se ocultan. ¿O tú crees que esto no se da arriba. La trata no hay arriba? Claro que sí, nada más que a mí no me corresponde hacer la investigación. Eso corresponde a todos». Estas fueron las declaraciones del mandatario durante su conferencia matutina.

Durante la mañanera, AMLO fue cuestionado sobre la venta de niñas -muchas menores de 12 años- en la montaña de Guerrero, en donde se paga por las niñas desde 40 mil hasta 200 mil pesos, o incluso por mercancía como ganado o cerveza. El titula del Ejecutivo señaló que esta práctica no tiene que ver con usos y costumbres, ya que se presenta en todas las clases sociales.

«Estos no son usos y costumbres, son cuestiones distintas. Las comunidades originarias como las comunidades indígenas, sus usos y costumbres tienen que ver con el bien, con el amor al prójimo, tienen que ver con el respeto».

«Hay estos casos que son la excepción, no la regla, no se puede generalizar, y en la concepción conservadora, pues sólo se ve la paja en el ojo ajeno, no la viga en el propio», agregó AMLO.

Para concluir, el presidente de la República ratificó que el Gobierno busca combatir estas prácticas, y que por eso están «buscando una transformación, que no se quede sólo en lo material, no es sólo bienestar material, sino el bienestar del alma, es poder alentar una nueva corriente de pensamiento, fortaleciendo valores culturales, morales, espirituales».

Te puede interesar: Ricardo Anaya comparece ante el juez por videoconferencia

Compártenos en

Deja un comentario