no vacunados no podrán acceder al transporte

Debido a la amenaza por COVID-19, Italia determinó que los no vacunados no podrán acceder a ciertos espacios como el transporte público. Además de los trenes, autobuses y aviones nacionales, la restricción incluye también gimnasios, hoteles, piscinas, museos y restaurantes. La anterior medida aplicará a espacios abiertos y cerrados. 

Tras hacer obligatoria la vacuna a mayores de 50 años la semana pasada, el presidente italiano, Mario Draghi, endureció las medidas contra el COVID-19. Según lo informó el mandatario, dos tercios de las camas en cuidados intensivos están ocupadas por ese sector. 

Durante una conferencia de prensa este lunes, el presidente habló sobre el problema que suponen para Italia los no vacunados, así como el hecho de que no podrán acceder al transporte público. 

“La mayoría de los problemas que tenemos hoy en día, dependen de los no vacunados. Introdujimos la obligación de vacunar a mayores de 50 años, con base a datos que esencialmente dicen que ellos corren más riesgos”. 

Además de que los no vacunados no podrán hacer uso del transporte dentro del país, todos los usuarios deberán presentar prueba de vacunación.

Giuseppe Critelli, ciudadano italiano, dijo en entrevista para Reuters que la medida se prohibición que involucra al transporte público y los no vacunados es “correcta y adecuada en este momento”. Asimismo, el hombre aseguró que la medida representa “seguridad adicional para viajeros” y trabajadores del sistema de transporte.

Por lo tanto, sólo podrán ingresar a sitios como hoteles, reuniones públicas y ferias comerciales quienes si hayan recibido la inmunización contra COVID. Es más, hasta algo tan sencillo como irse a tomar un café será complicado para los italianos no vacunados. 

La educación a distancia causa «desigualdades»

La reapertura de las escuelas dividió opiniones entre los funcionarios del gobierno de Italia. Debido a esto, las autoridades indicaron que las clases continuarán siendo virtuales al menos por dos semanas más. 

Tras la prohibición del transporte público para los no vacunados, el primer ministro de Italia recordó que la educación “a distancia provoca desigualdades destinadas a permanecer”. Por lo tanto, afirmó que las clases presenciales serán una prioridad en la nación europea. 

También te podría interesar: En EU deben elegir entre la salud o el trabajo por aumento en casos de Ómicron
Compártenos en

Deja un comentario