Ómicron obliga a personas a elegir entre salud o trabajo

El aumento en los contagios de la variante Ómicron obliga a personas a elegir entre la salud o el trabajo en Estados Unidos. Muchos tienen que elegir entre su salario o conservar la salud.

Tras el comienzo de la pandemia se instituyeron políticas de licencia por enfermedad más sólidas. Sin embargo, algunas se han reducido desde entonces con la llegada de las vacunas.

La falta de personal se suma a la presión de los trabajadores que tienen que decidir si se presentan a su trabajo enfermos, si no pueden darse el lujo de quedarse en casa.

El profesor de política pública en la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard, Daniel Schneider, dijo que “Es un círculo vicioso”.

Sobrecarga de trabajo por personal contagiado

Al disminuir el personal por los contagios, el equipó humano que queda tienen mas actividades lo que merma y vulnera su salud. “A medida que se agota el personal porque la gente está enferma; eso significa que aquellos que están en el trabajo tienen más que hacer y son aún más reacios a reportarse enfermos cuando se enferman”.

Las personas que no tienen un salario alto son las más expuestas en esta oleada en la que ómicron es el estelar. Un 80% de todos los trabajadores del sector privado obtienen al menos un día de enfermedad pagado. Pero solo el 33% de los trabajadores cuyos salarios se encuentran en el 10% inferior tienen licencia por enfermedad pagada, en comparación con el 95% en el 10% superior.

Tras una encuesta realizada por el Proyecto Shift de Harvard, el año pasado de 6 mil 600 empleados con bajos salarios, el 65% se enfermaron.

Eso es menos que el 85% que se presentó a trabajar enfermo antes de la pandemia; pero mucho más alto de lo que debería ser en medio de una crisis de salud pública. Schneider dice que esto podría empeorar debido a Ómicron y la escasez de mano de obra.

Te recomendamos: Empresas en Tamaulipas solicitan certificado de vacunación para emplear a personas

Dijo además que la proporción de trabajadores con licencia por enfermedad remunerada antes de la pandemia apenas se movió durante la pandemia: de 50% a 51%, respectivamente.

Así mismo, muchos de los trabajadores pobres encuestados no cuentan con fondo de emergencia alguno.

Compártenos en

Deja un comentario