boris johnson se disculpó con la reina

Tras darse a conocer que el personal de Downing Street estuvo de fiesta en la víspera del funeral del príncipe Felipe, la oficina de Boris Johnson se disculpó con la Reina. La oficina del primer ministro británico comunicó su disculpa este viernes a causa del evento que realizaron en un tiempo en el que las reuniones estaban prohibidas. 

Las revelaciones no se detienen. Actualmente, Johnson enfrenta la crisis más grave de su administración debido a rumores de reuniones que realizó durante los cierres por COVID-19. Algunos de estos eventos tuvieron lugar en una época en la que muchas personas tenían dificultades para despedirse de sus familiares enfermos. 

A pesar de que la mayoría de su carrera estuvo marcada por su tendencia a burlarse de las normas, Johnson enfrenta ahora una posible destitución. Y es que algunos de sus propios legisladores, por no mencionar a los de la oposición, opinan que no tiene la capacidad de gobernar. Tales críticas llegaron a consecuencia de que el primer ministro intentó negar que rompió el protocolo para enfrentar al Coronavirus. 

Sin embargo, algo que nadie se esperaba fue la revelación que hizo el Daily Telegraph hace unos días. De acuerdo al medio de comunicación, Downing Street organizó una fiesta con bebidas alcohólicas el 16 de abril de 2021. Cabe recordar que el funeral del príncipe Felipe estaba programado para el día siguiente. 

“Es profundamente lamentable que esto haya ocurrido en un momento de luto nacional. El número 10 se haya disculpado con el palacio”, dijo a los periodistas el portavoz de Johnson.

«Es momento de dejar el escenario»

Según el portavoz, el día de la fiesta Johnson estuvo en su residencia de campo Chequers, por lo que no fue invitado a la reunión. 

De acuerdo con el Daily Telegraph, la fiesta en Downing Street se salió de control a tal punto que los asistentes fueron a un supermercado a comprar alcohol. Además, derramaron vino en las históricas alfombras y rompieron un columpio que usa el hijo pequeño del primer ministro. 

Al día siguiente de la juerga, por la que Boris Johnson se disculpó, la Reina Elizabeth II le dio el último adiós a su esposo tras un matrimonio que duró 73 años. 

Fue todo una visión conmovedora. Vestida completamente de negro y con una mascarilla negra con blanco, Elizabeth II asistió sola al funeral para cumplir con las medidas de salud por COVID. 

Al día de hoy, los opositores de Johnson solicitaron su renuncia al acusarlo de charlatán por engañar al pueblo británico. Y es que, al mismo tiempo que le exigía a su pueblo acatar algunas de las normas más estrictas en tiempos de paz, el permitió que su propio personal festejara a lo grande en la sede del gobierno británico. 

“Lamentablemente, la posición del primer ministro se ha vuelto insostenible,” confesó el legislador conservador Andrew Bridgen. “Es el momento adecuado para dejar el escenario”. 

También te recomendamos: Tras demanda por abuso sexual de menores, el príncipe Andrés le dice adiós a sus títulos
Compártenos en

Deja un comentario