Lightyear - FARO INFORMA
Ambientada dentro del universo de Toy Story, Pixar trae Lightyear, la historia del guardián espacial de los clásicos de Pixar, Buzz Lightyear
Por Miguel Castillo V

Lightyear

Los estrenos de verano siguen llegando en diversas variedades y hoy tocó el turno de los más pequeños de divertirse frente a la gran pantalla. Tras grandes ‘Blockbusters’ de las grandes casas productoras de EEUU, como Top Gun: Maverick o Jurassic World: Dominion, finalmente llega la nueva película de Pixar a los cines de todo el mundo.

Ambientada dentro del universo de Toy Story, la aliada de Disney ahora trae Lightyear, la historia del carismático guardián espacial de los clásicos de Pixar, Buzz y una aventura espacial hecha para los más pequeños. Por esta razón, y ante el esperado estreno, el día de hoy revelaremos la última aventura de Buzz y sus compañeros de la alianza galáctica en la gran pantalla.

Una aventura galáctica hecha para los más pequeños

Desde el inicio de la historia, tenemos un primer contexto muy importante: esta sería la película que Andy, el dueño de Buzz y Woody en Toy Story, habría visto para volverse fanático del guardián espacial. Por esta razón, desde este primer momento, queda claro que lo que se verá no será una película tan existencial como lo fue Intensamente o Soul.

Ante esto, la película comienza a desarrollar una frustrante aventura galáctica con Buzz como protagonista pero con otros varios y nuevos personajes, también llevando el hilo de la historia. Esto crea una interesante dinámica especialmente entre Buzz y otros miembros de la guardia espacial, destacando a su compañera desde el inicio, Alisha Hawthorne.

Poco después del inicio, la situación se complica bastante, especialmente por las diferencias en el tiempo y el espacio; por lo que la narrativa cambia considerablemente en los primeros 30 minutos. Pasado esto, comienza una trama más directa y se introducen nuevos personajes, como el sensacional Sox, el gato robot de Buzz.

Este personaje es quizás el punto más destacable de toda la película y al ser tan adorable y cómico; sin duda se roba cada una de las escenas en las cuales está presente. Adicional a este, también aparecen un grupo de personas que se volverán parte importante de la película más adelante.

La introducción del villano, Zorg, otro clásico de Toy Story, también aparece más adelante y desarrolla una historia interesante. Ahora bien, cabe advertir que en toda la película se percibe una sensación de ligereza y mucho menos complejidad que la que Pixar ha tenido en sus últimos años; especialmente en producciones como Soul.

Esta razón causa que la película bien pueda volverse muy ‘simple’ para algunos y que la trama se sienta demasiado infantil. Sin embargo, gracias a la advertencia que tenemos desde el comienzo, es importante entender la concepción del mismo filme como una película para niños; dentro del mismo universo de Toy Story.

Sobre el controversial y famoso beso homosexual en la película, considero que no es para nada una situación importante; pues, además de durar segundos literalmente, los niños realmente no enfocan mucho su atención a ese tipo de detalles; que cabe destacar que es mucho más común de lo que algunos quisieran en el mundo actual. Por ello, no debería siquiera considerarse como algo relevante.

El revelado

Al final, tenemos una película entretenida, pensada para audiencias más infantiles pero sobre todo divertida y ligera. Podría no ser del agrado de muchos, especialmente el público adulto, pues la complejidad que acostumbra Pixar en sus producciones destaca por su ausencia. Por ello, Lightyear es un estreno para pasar un buen rato, divertirse y sobre todo, entrar con esa actitud de niños que algunas vez tuvimos todos y que no haría mal a nadie retomarla por un par de horas.

Te puede interesar: Revelando la cinta

Compártenos en

Deja un comentario