Prohíbe la FINA que nadadoras transgénero compitan con mujeres -
La Federación Internacional de Natación (FINA) prohíbe que nadadoras transgénero compitan en pruebas femeninas de élite.

La Federación Internacional de Natación (FINA) prohíbe que nadadoras transgénero compitan en pruebas femeninas de élite.

Esta prohibición atiende a aquellas nadadoras que hayan terminado su proceso de transición de género después de los 12 años de edad; es decir que lo hayan culminado después de la pubertad.

La nueva política de la FINA, se aprobó con el 71 por ciento de los votos de los 152 miembros en su congreso general extraordinario; mismo que se lleva a cabo con motivo de los Campeonatos del Mundo que se están disputando en Budapest.

La directriz exige que los competidores transgénero hayan completado su transición antes de los 12 años para poder competir en las pruebas femeninas.

La FINA también intentará establecer “una categoría abierta” en las competiciones para los nadadores cuya identidad de género sea diferente a su sexo de nacimiento.

La política incluye propuesta para la creación de una categoría de competición abierta. La FINA creará un nuevo grupo de trabajo que dedicará los próximos seis meses a estudiar la forma más eficaz de establecer esta nueva categoría.

El presidente de la FINA, Husain Al-Musallam, afirmó:

Tenemos que proteger los derechos de nuestros atletas a competir, pero también tenemos que proteger la equidad competitiva en nuestras pruebas, especialmente la categoría femenina en las competiciones de la FINA.

Continuó sus comentarios: La FINA siempre acogerá a todos los atletas. La creación de una categoría abierta significará que todo el mundo tiene la oportunidad de competir a un nivel de élite. Esto no se ha hecho antes, así que la FINA tendrá que marcar el camino. Quiero que todos los atletas se sientan incluidos para poder desarrollar ideas durante este proceso.

Esta resolución de FINA llega en el marco de la polémica respecto a la nadadora transgénero estadounidense Lia Thomas.

Hasta 2019 compitió como hombre (Will) y formó parte del equipo masculino de la Universidad de Pensilvania durante tres años; posteriormente  cambió de sexo y en 2021 volvió a participar en una competencia oficial entre mujeres. Batió todos los récords en sus pruebas.

En noviembre de 2021 empezó la controversia. Thomas recibió muchas muestras de rechazo, entre sus detractores, la jueza de la Federación USA Swimming, Cynthia Millen, quien renunció a su cargo en señal de protesta por este caso.

Declaró entonces: No pretendo criticar a Lia, pase lo que pase, es una hija de Dios, una persona preciosa, pero es un cuerpo masculino nadando contra el femenino. Ese cuerpo masculino nunca puede cambiar. Ese cuerpo masculino siempre será un cuerpo masculino.

Te puede interesar: Simone Biles y otras 90 gimnastas reclaman mil millones de dólares al FBI
Compártenos en

Deja un comentario