Investigadores buscan mejorar resistencia del asfalto con sargazo
investigadores buscan mejorar resistencia

Investigadores del Instituto Nacional de México, Campus Ciudad Madero, buscan mejorar la resistencia del asfalto con sargazo, por lo que realizarán pruebas en vialidades del sur de Tamaulipas.

El académico del Centro de Investigación en Petroquímica, José Luis Rivera Armenta detalló que ante la problemática que existe con el sargazo en las playas del Caribe, surgió el interés de qué sucedía si utilizaban el material con el asfalto; y que a partir de eso también surgió el interés de qué sucedía si lo usaban con los polímeros, es decir con materiales plásticos.

A decir de la investigadora Beatriz Adriana Salazar Cruz, el proyecto está casi en un 60 por ciento de avance. «Estamos viendo unos buenos resultados y esperemos publicar este tipo de proyectos».

«Estamos pensando en llevarlo a una aplicación real y para el desarrollo de este proyecto contamos con el apoyo de una empresa del parque de la pequeña y mediana industria que fue quien nos donó el asfalto; y los resultados ya se los hemos compartido. Estamos viendo la manera de llevarlo a una aplicación real que sea usado en las carpetas asfálticas de aquí de la zona, en caminos rurales o donde se pueda aprovechar».

Pretenden darle buen uso

De acuerdo a los resultados, se han podido tener algunos beneficios en algunas de las propiedades. Se ha disminuido el agrietamiento, se ha disminuido también las roederas que son cuando se forman los canales; y eso pudiera dar una idea de que se lleve a cabo en un caso práctico.

«El sargazo no es un material que pudiera tener un costo, solamente el proceso de la preparación del sargazo para usarlo en el asfalto. Hay que hacer una limpieza, una molienda y considero que la inversión no sería muy elevada».

Puntualizaron que el objetivo sería darle una aplicación a la problemática que existe y darle un buen uso.

«El interés de nosotros también es usarlo en alguno de los polímeros porque la zona sur es una zona petroquímica y poder proponerlo como un bioaditivo que pudiera funcionar; ya sea como relleno para variar solo algunas propiedades como la densidad o algunas otras propiedades térmicas posteriormente».

Te puede interesar Alumnos del Centro de Atención Múltiple de Nueva Creación en Altamira venden plumas para obtener recursos
Compártenos en

Deja un comentario