Vientos del Sur - FARO INFORMA
logo-faro

Por Guillermo Gutiérrez González

Tamaulipas sufre y retrocede

Entre más información llega del caso de desafuero y proceso del gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca la confusión va creciendo entre la ciudadanía, esa que no tiene pasiones para prejuzgar y que se enfrenta a grupos de desplazados en influencias, contratos, ideales o partidos.

El tema se me asemeja al futbol en donde hay miles de personas que se creen entrenadores de la Selección sin haber tocado jamás un balón o pisado una cancha; en lo referente a Tamaulipas la comparación surge porque en todo México desde los albañiles, meseros, ingenieros y hasta astronautas opinan del desafuero como si hubieran estudiado doctorados en Derecho Constitucional.

Algo en lo que sí se coincide en los grupos antagónicos es que el tema es más político que justiciero y, por encima de ver la presunta responsabilidad del señalado y sus familiares, la percepción es que por las pistolas de “ya saben quién” se ha escogido esta temporada para tratar de fulminarlo sin ver el daño que se le hace al estado y a su población.

No es lo mismo ver la noticia en Sonora, Yucatán o Tlaxcala que en Tamaulipas; si hubo heladas en Chihuahua o inundaciones en Tabasco, aquí lo asimilamos quizá con pesar por la gente que sufre; pero cuando allá ven que en Tamaulipas hay o no hay gobernador, hay o no hay fuero constitucional, solo se hacen comentarios dependiendo de las preferencias o tendencias ideológicas, de principios o de cultura general.

Dijo una candidata que quien nada debe nada teme, por aquello del atrincheramiento en Casa Tam de García Cabeza de Vaca; pero viendo que el asunto ha rebasado interpretaciones del artículo 111 constitucional, cualquiera se puede imaginar que el gobernador está aplicando el otro dicho de que el miedo no anda en burro.

El ala morenista desde el Presidente y sus aliados y, del otro lado, abogados, gobernadores y dirigentes del PAN dicen lo contrario del tema de desafuero o fuero, orden de aprehensión o amparos, desaparición de poderes o soberanía del estado, pero mientras tanto Tamaulipas sufre y retrocede.

El 6 de junio está a la vuelta de la esquina y ese es el día para decidir más del futuro de esta pujante y golpeada entidad federativa.

Compártenos en

Deja un comentario