Candil de la Calle - FARO INFORMA
logo-faro

Por Autor Conocido

Requiem por el Cabecismo 

Tremendo golpe en la mesa dio el Movimiento de Regeneración Nacional en Tamaulipas en uno de los estados considerados por el panismo de los más sólidos entre las regiones donde eran mayoría en el parlamento local, como poder en el Ejecutivo. Ese golpe se dio donde más duele, en las urnas y en la preferencia de los electores. 

La jornada histórica del 6 de junio, en la llamada «madre de todas las elecciones», dejó por mucho un precedente fuerte en el ámbito social. La mitad más uno que participó este domingo pusieron su confianza en los guindas y estos últimos salieron avantes en la mayoría del territorio, arrebatando puestos y al mismo tiempo reteniendo los ganados hace tres años. 

Como se dice en el argot beisbolero, «después de las grandes emociones queda la frialdad de los números». 

Se consuma una victoria inesperada para un sector y deseada por otro, sin embargo, en el análisis hay demasiados temas en torno a los motivos, por qué ganó tanto Morena pese a sus ya conocidas broncas internas expuestas al exterior. 

Mientras salen los argumentos, como también las excusas, voces dentro de Acción Nacional, muchas calladas por protección propia para no tener repercusiones advirtieron a su jefe político Francisco García Cabeza de Vaca las consecuencias de enfrentarse al presidente Andrés Manuel López Obrador. No escuchó o no quiso hacerlo. 

A esto hay otro dato adicional, apostar en buena medida por personajes de bajo impacto entre la ciudadanía e, incluso, algunos con muy malos resultados en épocas recientes, como el reclutar desde el PRI, el partido al cual tanto odiaba, a sus postulados en Nuevo Laredo, Matamoros, Ciudad Victoria, Altamira y Ciudad Madero. Solo uno de ellos triunfó. 

Sin embargo, la debacle y casi muerte del Cabecismo vino desde sus más enraizadas entrañas. El grupo político que lo llevó a la victoria en el 2016 empezó a fragmentarse. Por decisión propia y de sus cercanos, vino una división donde la reconciliación no estaba dentro de los papeles. Conociendo a los panistas, un día se la iban a cobrar. El domingo fue la fecha perfecta. 

¿Qué pasará con el gobernador? De nuevo volvemos a la incertidumbre. 

Veremos si este lunes se asume como responsable de la derrota. 

Compártenos en

Deja un comentario