En Madero denuncian extorsión por "sacerdote" - Municipios
En Madero denuncian extorsión

Personal de la Parroquia «Sagrado Corazón de Jesús» de Ciudad Madero, denuncian que se han registrado casos de extorsión por medio de un presunto sacerdote.

El implicado ha hecho contacto con algunas personas a través de mensajes o llamadas y les pide un donativo para la iglesia.

El párroco, Monseñor Daniel Zapata Huesca, reveló que recientemente han recibido notificaciones sobre llamadas telefónicas a nombre del Padre Manuel González. Esto, con el motivo de extorsionar a las personas que reciben la llamada, por lo que aclaró que dicho sacerdote no pertenece a la parroquia.

Refiere que los sacerdotes, religiosas y agentes de pastoral de la parroquia que se ubica en la zona centro de Madero, no utilizan intermediarios, ni promocionan actividades por mensajes de audios, ni por llamadas, solamente lo hacen a través de flayers.

«Los invitamos que en caso de recibir alguna llamada pidiendo algún donativo o alguna ayuda, comunicarse directamente a la oficina parroquial».

Resaltó que al ser tiempos difíciles, algunas personas se aprovechan de la buena fe de los fieles. Por eso pidió a la población estar al pendiente y que cuando tengan sospecha, lo hagan saber directamente a la oficina del templo.

Además que cada actividad a realizarse en las instalaciones de la iglesia, es publicada en las cuentas oficiales de redes sociales para evitar confusiones.

«En este sentido no caigamos en engaños, toda actividad que se realice en nuestra parroquia se promueve por la página de la parroquia o se hace llegar por los chats de los grupos apostólicos».

En ocasiones anteriores, Monseñor Zapata Huesca, también ha denunciado la presencia de falsos sacerdotes, problemática muy recurrente en los fraccionamientos de Altamira.

Te recomendamos: Anuncian jornada de vacunación pediátrica en Altamira: aquí te decimos las fechas

El común denominador es la obtención de dinero fácil, les piden por adelantado una parte para una celebración especial y al momento de comunicarse a la parroquia para agendar, descubren que se trató de un fraude.

Compártenos en

Deja un comentario