Esta vez nos remontaremos al año 1964, cuando los tiempos de la exploración de Marte comenzaron y la aventura espacial que esto implicó.
Por Miguel Castillo V

Los Tiempos de Marte

Durante miles de años, la humanidad ha soñado con encontrar otra casa, otro hogar. Naturalmente primero se ha mirado a nuestros planetas vecinos. Primero se pensó en Venus, también conocido como el planeta hermano de la tierra. Sin embargo, las temperaturas y el clima en dicho planeta son inhabitables, incluso siendo de los lugares más cálidos en la galaxia.

Y fue entonces cuando se miró hacia el otro lado, hacia el planeta Marte. Los primeros indicios dieron a conocer un lugar más templado, de color rojizo, que indicaba posibilidad de habitarse. Ante esta pequeña pero esperanzadora posibilidad, algunos países del mundo apuntaron sus telescopios hacia el y comenzaron a planear el estudio del planeta rojo de la Vía Láctea.

En esta edición de retrovisor, nos remontaremos de nuevo a las estrellas y al espacio exterior. Pero esta vez nos remontaremos al año 1964, cuando los tiempos de la exploración de Marte comenzaron y como ha ido evolucionando nuestro conocimiento sobre este planeta.

1963-1971: Los primeros pasos en la exploración

Las especulaciones que se han hecho con el planeta rojo a la largo de la historia han sido muy intrigantes. Durante años, científicos y astrónomos como Giovani Schiaparelli o Percival Lowell aseguraron que en Marte había canales e incluso que podría haber vida inteligente.

Por muchos años, esto se mantuvo como un rumor, como una teoría. Sin embargo, en el marco de carrera espacial de la Guerra Fría, esto despertó la curiosidad de las dos superpotencias que no solo hicieron una carrera a la luna, como se piensa, sino que también apuntaron y planearon sus viajes a Marte.

Los soviéticos fueron los primeros en aproximarse al planeta rojo con su misión Mars 1. Esta logró llegar al planeta rojo a inicios del año 1963 y logró recopilar un poco de información del planeta. Pero poco después perdió contacto y no se supo más de este satélite.

Un año después, un 28 de noviembre, la NASA entraría a la competencia marciana al lanzar el Mariner 4. Este fue el primer vuelo cercano exitoso y le dio a los norteamericanos un poco de mayor información sobre este planeta.

Pero los soviéticos no se quedarían con los brazos cruzados. En cambio, en 1971, en un periodo de 10 días lanzaron el Mars 2 y el Mars 3, los cuales buscaban llegar más allá al preparar el primer amartizaje de una nave no tripulada en el suelo marciano. Y aunque el Mars 2 es oficialmente el primer objeto que llegó a la superficie, este se estrelló en su amartizaje. Fue el Mars 3 quién amartizó con éxito en el planeta rojo aunque, otra vez, se perdió contacto en su llegada.

Posteriormente, la URSS lanzó otras 4 misiones de Mars más (Mars 4,5,6 y 7) que lograron acercarse aunque los problemas con el contacto continuaron. Estados Unidos lograría su primer amartizaje con el Viking 1 y 2 y a partir de ello, la historia de esta exploración cambiaría.

1992 – 2021: La preparación para el ‘Gran Viaje’

Posterior a los primeros amartizajes, la exploración tuvo una notable caída. Durante los 80 y los 90, las visitas al planeta rojo casi cesaron debido a las presiones presupuestales en las superpotencias. Para 1992, Estados Unidos volvió a lanzar un orbitador marciano llamado el Mars Observer, el cual fue un fracaso al perder contacto en su llegada. Fue hasta 1996, con el Mars Global Surveyor, que los norteamericanos lograron colocar un satélite en órbita durante más de 10 años, lo que dio mucha más información sobre el planeta.

Pero, a pesar de este éxito, el resto de la década de los 90 reportó puras misiones fallidas pues misiones como el Mars 96 ruso, el Nozomi japonés y el Mars Climate Lander estadounidense no lograron sus objetivos en su viaje.

Pero cuando llego el segundo milenio, las cosas cambiaron. A partir de entonces, misiones como el Mars Odyssey, el Spirit o el Opportunity, que fueron los primeros rovers en llegar, reportaron puros éxitos en sus investigaciones.

Esto impulsó a nuevos países, como Gran Bretaña, China, o la misma Unión Europea, a emprender estos viajes, algunos de los cuales siguen actualmente. Esto impulsó a que, el 26 de noviembre de 2011, los Estados Unidos lanzaran a Curiosity, una de las misiones más reconocidas y la cual ha explorado ya más de 23 kilómetros de esta superficie.

En este mismo 26 de noviembre, pero de 2018, el InSight de la NASA también logró amartizar y la exploración más profunda de su superficie aumentó considerablemente. El último Rover que llegó a la superficie de Marte fue el Mars 2020 el 18 de Febrero de 2020. Actualmente hay 12 misiones activas en la órbita de Marte y en su superficie.

La mirada desde el retrovisor

Este tema en particular es uno complicado de opinar mirando el retrovisor. Por esta razón, y quizás por única en este espacio, quitaremos el retrovisor y miraremos por el parabrisas y lo que se ve en el horizonte. Marte ha sido quizás el tema de mayor intriga y exploración en las pasadas décadas.

Las 12 misiones en activo en la actualidad comprueban que los avances hacia una posible visita a Marte de parte de humanos están sucediendo. Nuevas empresas espaciales como SpaceX ya han alertado que preparan una primera misión con tripulación para el año 2026. Y aunque esta información aún debe confirmarse, la cercanía de la llegada del hombre a Marte esta cada vez más cerca.

Misiones como Mars 1 o los Vikings norteamericanos son importantes pues fueron los primeros pasos en la exploración, pero debemos percatarnos de que la verdadera exploración esta sucediendo y la más grande está próxima a suceder.

Y aunque nunca se denegará la importancia de mirar por el retrovisor para comprender lo sucedido, siempre será importante mirar hacia adelante. En el caso de Marte, debemos sentirnos afortunados por tener probablemente la posibilidad de presenciar la llegada de los humanos ahí y de vivir en una época de gran exploración y muchas nuevas preguntas a resolver.

Te puede interesar: Retrovisor

Compártenos en

Deja un comentario